Compositor de la UAEM reconocido por convertir sus experiencias en música.

El alumno de la licenciatura en Música fue premiado durante la tercera edición de “Jóvenes que destacan Toluca 2021” en la categoría “Trayectoria artística y cultural”.

La invitación para componer una pieza musical en conmemoración al Día Internacional de los Museos, fue la razón por la que el alumno de la Escuela de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Sebastián Herrera Hinojosa creó una composición basada en la obra del artista mexiquense Luis Nishizawa Flores, misma que fue seleccionada para su interpretación el 18 de mayo de 2019 por la Orquesta Filarmónica Mexiquense.

A temprana edad, Sebastián Herrera encontró en la música el medio a través del cual podía transmitir lo que sentía o veía. Fue en 2017 cuando incursionó en el mundo de la composición, bajo la tutela del destacado compositor, arreglista, productor musical y pedagogo, Francisco Cortés Álvarez de la Universidad Panamericana.

El alumno universitario fue reconocido durante la tercera edición de “Jóvenes que destacan Toluca 2021” en la categoría “Trayectoria artística y cultural”, certamen que organiza el Ayuntamiento de la capital mexiquense. Este reconocimiento se suma al segundo lugar que obtuvo en el Concurso Nacional de Composición Orquestal “Raíces” 2020.

Las influencias del estudiante de la licenciatura en Música de la UAEM son variadas, desde los grandes compositores clásicos como Johann Sebastian Bach, Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig van Beethoven, así como Frédéric Chopin y Claude Debussy, hasta nuevas corrientes de la música folklórica latinoamericana y la música actual.

Cuando recibió el encargo de componer una pieza para conmemorar el Día Internacional de los Museos, celebrado cada 18 de mayo, Sebastián Herrera eligió el museo taller Nishizawa como el espacio al cual rendir un homenaje, pues cuatro años antes había ofrecido un recital de piano. Fue así que para su composición se inspiró en todo aquello que los visitantes al recinto museístico podrían ver, sentir y escuchar en cualquier recorrido.

Tras dos meses de arduo trabajo de análisis de la obra del artista mexiquense, así como el estudio de composiciones japonesas; la obra fue concluida y bautizada bajo el nombre de “Nishizawa, recuerdos mexiquenses”.

En la obra, el compositor auriverde plasmó diferentes momentos y características de la vida y obra de Nishizawa Flores. La pieza musical se divide en tres momentos donde evoca los paisajes, la ascendencia japonesa y la forma de ser del artista mexiquense, así como los sonidos de las campanas de la catedral de San José, que inundan el museo de la capital mexiquense.

“Me paseaba por los pasillos del museo y al observar su trabajo traté de absorber su esencia. Al inicio, la textura musical en la obra es ligera, y con ello busco evocar sus paisajes, además tomé inspiración del mismo maestro Luis Nishizawa y de la música de artistas como Maurice Ravel”, destacó el joven compositor.

Sebastián añadió que se trata de una obra que es completa y abarca muchos momentos que se pueden representar a través de la música y de la orquesta, pues eso es lo que desea comunicar y transmitir de la obra del Maestro Nishizawa.

La pieza de Herrera Hinojosa fue seleccionada y reconocida por la Secretaría de Cultura del Estado de México y se estrenó bajo la dirección de la directora de la Orquesta Filarmónica Mexiquense, Gabriela Díaz Alatriste, en la Sala “Felipe Villanueva” de la capital mexiquense, dejando un sentimiento único en la vida del compositor Sebastián Herrera Hinojosa.

“El momento en el que la Orquesta Filarmónica Mexiquense terminó de tocar mi obra supe que realmente esto es lo mío, quiero seguir haciéndolo y deseo que mi música se dé a conocer en México, América, Latinoamérica y el mundo. En el momento en que terminaron de interpretar mi obra sentí una felicidad grande, ya que esta obra es como un bebé para mí y sentí ese nivel de felicidad que se siente cuando traes algo a la vida”, expresó Sebastián Herrera.

El futuro del alumno auriverde es promisorio, pues se ha trazado nuevas aventuras en el mundo de la música, como explorar la composición de obras para productos cinematográficos o videojuegos, además de seguir explorando el lado académico de la música, trabajo que se verá fortalecido tras haber sido seleccionado para obtener una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en la categoría de jóvenes creadores.

Botón volver arriba