Ya son 160 muertos y seis mil detenidos por disturbios en Kazajistán.

Una fuente independiente informó que 103 muertes ocurrieron en Almaty, capital económica del país

Tras una semana de protestas en Kazajistán por el incremento en los precios del gas, 160 personas han perdido la vida y 6 mil más han sido detenidas luego de que el presidente kazajo Kassym Jomart Tokayev. declarara que no negociarían con terroristas, ordenando a las autoridades disparar en contra de los manifestantes.

Además, 2 mil personas se reportan como heridas de diferente gravedad, Rusia ha enviado sus tropas para apoyar a mantener la clama en el país, pero poco han podido hacer.

En total, unas cinco mil 800 personas han sido detenidas, «entre las cuales hay muchos extranjeros», durante 125 investigaciones distintas, señaló en un comunicado la presidencia kazaja, sin brindar más detalles.

«La situación se ha estabilizado en todo el país», pese a que las fuerzas de seguridad continúan realizando operativos de «limpieza», añadió la fuente, tras una reunión de crisis convocada por el presidente, Kassym Jomart Tokayev.
Kazajistán, un país con 19 millones de habitantes, rico en hidrocarburos, se vio sacudido por disturbios sin precedentes desde su independencia, en 1989, en los que murieron decenas de personas.

De acuerdo al ministerio del Interior kazajo, citado este domingo por la prensa local, los daños materiales fueron estimados en unos 175 millones de euros (199 millones de dólares).

Más de 100 empresas y bancos fueron saqueados y unos 400 vehículos destruidos, según  la fuente oficial.

Botón volver arriba