Prohibido el transporte público a los no vacunados en Italia.

El incremento en contagios ha provocado imponer estas medidas que incluso aplican en niños.

Autoridades italianas informaron que debido al incremento en contagios por COVID-19, queda completamente prohibido que personas no vacunadas tengan acceso al transporte público, esto sin importar si son mayores o menores de edad.

Los no vacunados no podrán acceder a partir de este lunes al transporte público, además de a hoteles, ceremonias o festivales. Hasta ahora se pedía para el ocio y para consumir en el interior de bares y restaurantes.

Este medida se extenderá a lo largo de 3 meses y terminará el 31 de marzo, mientras tanto será necesario que las personas presenten un comprobante de vacunación, el acceso prohibido no solo es a autobuses, pues los servicios de trenes, aviones y barcos también se les negarán.

Por otra parte, como medida de prevención es obligatorio el uso de cubrebocas FFP2 en teatros, cines, estadios deportivos y en todos los medios de transporte público.

Los habitantes no vacunados de las pequeñas islas italianas, que habían advertido que corrían el riesgo de encontrarse en un «exilio forzoso» por las nuevas reglas, obtuvieron un permiso adicional. Para esos habitantes -para quienes los barcos y aviones son el único medio de salida y regreso a las islas- podrán seguir viajando presentando una simple prueba negativa hasta el 10 de febrero.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, dijo hoy que estas medidas para contener la pandemia van destinadas a «proteger a todos los italianos», pues «gran parte de los problemas de hoy son los no vacunados».

Botón volver arriba