La OMS informa que la variante ómicron ya es la dominante en el mundo con el 60% de los casos.

De 357 mil análisis que se realizaron a nivel global por la red de laboratorios GISAID en los últimos 30 días, más de 208 mil tuvieron como resultado a ómicron.

Según reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS), la variante del COVID ómicron que hace apenas dos semanas sólo se había detectado en un 1.6% de los casos analizados en laboratorios a nivel mundial, ahora se presenta en un 58.8% de los casos, ya supera a la variante delta y se convierte así en la dominante en todo el mundo.

El informe epidemiológico semanal que publica la OMS, mostró el día de hoy que de los más de 357 mil análisis que se realizaron a nivel global por la red de laboratorios GISAID en los últimos 30 días más de 208 mil tuvieron como resultado a ómicron.

El 41% restante (147 mil) corresponden a la variante delta, que apenas en el resultado anterior de hace unas semanas acaparó un 96% de los casos.

El reporte destaca que la variante ómicron tiene la capacidad de “evadir la inmunidad” pues se ha detectado que existe la transmisión entre vacunados y personas que habían superado con anterioridad la enfermedad y habían desarrollado anticuerpos.

En ese informe la OMS también hizo hincapié en que ómicron es menos grave en comparación con las formas anteriores del COVID, pero en otro informe publicado también el día de hoy, se resaltaron los riesgos sanitarios que se tienen registrados de la variante, calificándolos de muy altos debido a que pueden producir saturación en los hospitales y producir la muerte en poblaciones vulnerables.

Botón volver arriba