Ante aumento de contagios, el Congreso evaluará la modalidad para sesionar

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez, dijo que se elaborarán balances de los contagios entre legisladores y trabajadores, para definir qué formatos tendrán las sesiones próximas.

Ante el repunte de casos de COVID-19 que ha tenido la Cámara de Diputados entre legisladores y trabajadores, la Mesa Directiva evaluará las condiciones en las que se regresará a periodo ordinario de sesiones, dentro de 20 días.

La secretaria general de la Cámara, Graciela Báez Ricardez, confirmó que el 10% de los trabajadores del órgano que se realizaron la prueba ha resultado positivo, según reportó este miércoles el presidente de San Lázaro, Sergio Gutiérrez Luna, diputado de Morena.

Sin embargo, Gutiérrez Luna no cuantificó esos casos, que se suman a por lo menos ocho diputados contagiados o que han superado la enfermedad durante lo que va de enero.

Versiones de trabajadores señalan que entre personal de limpieza, asesores y funcionarios administrativos hay alrededor de 100 contagios. Estos se han detectado a través de exámenes independientes, pues la Cámara no aprobó realizar pruebas masivas entre sus integrantes.

Esta decisión se tomó desde el inicio de la Legislatura, cuando ya había semáforo epidemiológico verde. Al inicio de trabajos de la Comisión Permanente, el pasado 7 de enero, se ratificó esa determinación.

Aún restan a la Comisión Permanente cuatro sesiones, que podrían ser como la de este miércoles: semipresenciales y con debate mínimo para recortar las horas de presencia.

En conferencia de prensa, Gutiérrez Luna pidió «no sobredimensionar» la situación. Argumentó que, así como hay contagios, los síntomas son leves y también hay personas que han superado la enfermedad, como él.

La última semana de este mes, se hará una evaluación sobre la modalidad en la que serán convocadas las cámaras a periodo ordinario a partir del 1 de febrero. «Solicitamos a las dos cámaras un balance de personas contagiadas hasta el momento, no solo trabajadores», dijo el diputado.

El legislador señaló que se pedirá seguir los protocolos. Sin embargo, planteó las reglas que ha establecido la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no las del gobierno federal o de la ciudad.

«Los protocolos actuales son 10 días que estés bajo resguardo y dos sin fiebre. Después de eso, se puede ya salir y volver a las actividades, son los protocolos de la OMS», expuso.

Desde agosto de 2020 hasta noviembre 2021, la Cámara gastó cerca de 51 millones de pesos en adquisición de pruebas e instalación de filtros sanitarios, así como en material, equipo y señalización.

En noviembre, la Cámara reportó haber aplicado entre su personal y legisladores 32,442 tests, pero esas pruebas dejaron de aplicarse semanalmente.

De abril de 2020 al 15 de septiembre pasado, se registró el deceso de cuatro diputados federales y 35 trabajadores víctimas del COVID-19 y sus secuelas; además, 714 personas, entre legisladores (115) y personal (599), habían padecido la enfermedad.

Los legisladores suben a López-Gatell a debate

Diputados y senadores debatieron este miércoles, de manera breve, la petición de MC para que se investigue al subsecretario Hugo López-Gatell por posible mal manejo de la pandemia.

La propuesta de exhorto a la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra López-Gatell, para destituirlo, fue presentada por el senador emecista Noé Castañón.

El diputado petista Gerardo Fernández Noroña aseguró que el PAN primero destruyó el sistema de salud y ahora se queja. En ese contexto, defendió a López-Gatell.

Morena acusó a la oposición de tener un discurso «terrorista» en los temas de salud y de presencia militar en las calles.

Botón volver arriba