Cumple 25 años en Miami el Festival de Cine Judío más grande del mundo

El Festival de Cine Judío de Miami (MJFF), el más grande de su clase en el mundo, cumple 25 ediciones y lo celebra a lo grande con 148 producciones que representan a 25 países y 15 idiomas, incluido el español, como reflejo de un pueblo repartido por todo el mundo e históricamente ligado a la industria del séptimo arte.

El filme “iMordecai”, una “carta de amor” a la ciudad de Miami, como lo define su director, Marvin Samel, abrirá el 13 de enero un festival con actividades presenciales y online, las primeras todas al aire libre y las segundas gratuitas a través de la plataforma Eventive.

Aunque el clima puede alterar el programa, el recurso a los espacios exteriores como escenarios del festival va a permitir al MJFF celebrar con su público este cuarto de siglo de historia en medio de una ola de la variante ómicron de la covid-19 que está marcando récords de contagios.

La clausura tendrá lugar el 27 de enero, Día Internacional del Recuerdo del Holocausto, una fecha que el festival honrará con la proyección de “Persian Lessons”, una película de Vadim Perelman sobre el intento de aniquilar a los judíos por parte del nazismo que Bielorrusia ha presentado como su candidata al Oscar.

Cuando se le pregunta qué criterios rigen a la hora de seleccionar los filmes de este festival, Judith Vigil, directora asociada del MJFF, responde que por supuesto, los artísticos, pero también debe haber algún “elemento” vinculado a lo judío en la historia del filme o en el origen del proyecto o los implicados.

Vigil, de origen nicaragüense, subraya que cada año se busca incluir filmes en español al programa, que este año bate sus propias marcas con 108 largometrajes y 40 cortometrajes.

España está representada por dos largometrajes, “Alegría” y “El reemplazo”, ambos de 2021.

La primera cinta está dirigida por Violeta Salama y es una historia que tiene como personajes a un grupo de jóvenes, una de ellas judía, que van a alcanzar la mayoría de edad en Melilla, una ciudad española en el norte de África.

En la segunda, de Oscar Aibar, un joven policía de Madrid que acepta un puesto en un pueblo costero esperando tener menos estrés descubre que un grupo de alegres jubilados fueron oficiales nazis y están envueltos en el asesinato de un comisario.

De Argentina se proyecta “La estrella roja”, de Gabriel Lichtmann, un “falso documental” sobre una supuesta espía israelí que ayudó a descubrir al criminal de guerra Adolf Eichmann viviendo en las afueras de Buenos Aires en los años 60 con testimonios de personajes pintorescos supuestamente reales.

Otro de los filmes con diálogos en español, aunque también se habla en inglés y farsi, de este año es “Sin La Habana”, de Kaveh Nabateh, que presenta un triángulo amoroso entre una pareja de cubanos y un judío iraní radicado en Canadá.

Botón volver arriba