Se deslinda Coparmex CDMX de desabasto de pruebas covid

Las empresas socias de la confederación costean esas pruebas para su trabajadores, por lo que no son responsables de la falta de ellas.

Las empresas socias de la Confederación Patronal de México (Coparmex) en la Ciudad de México no solicitan pruebas COVID-19 a sus trabajadores y no son responsables de la insuficiencia de esta herramienta en el mercado, señaló Armando Zúñiga Salinas, presidente del organismo.

El directivo señaló que las empresas costean estas pruebas para aplicarlas a su personal en caso de ser necesario.

Exhortó a las autoridades a seguir aplicando pruebas para dar certeza sobre el estado de salud a la ciudadanía y facilitar la toma de decisiones.

“En COPARMEX Ciudad de México coincidimos con la estrategia del Gobierno de la Ciudad por vacunar, vacunar y vacunar y en ello, la administración local ha hecho bien las cosas. Sin embargo, también le pedimos no claudicar en el trabajo y compromiso por identificar los números de contagios en la Ciudad, una data muy relevante para la toma de decisiones que la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) ha venido haciendo con profesionalismo”, remarcó Zúñiga.

Los socios de Coparmex en la Ciudad de México desde el principio de la pandemia han absorbido en su totalidad los costos de los protocolos necesarios para prevenir e identificar el virus SARS-CoV.2 en los centros de trabajo, entre otros, la aplicación de pruebas.

Sin embargo, muchas pequeñas empresas no tienen la posibilidad de absorber los gastos que implica ofrecer pruebas a sus empleados, por ello se considera “un acierto muy oportuno” que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) haya reactivado el Permiso COVID-19 para tramitar incapacidades por motivo de contagio del virus SARS COV2.

Ante la nueva ola de contagios de COVID, el presidente de la Coparmex CDMX planteó la necesidad de revisar el presupuesto del gobierno capitalino para este 2022 y eliminar algunos proyectos o gastos superfluos para comprar más pruebas e incrementar las medidas en favor de la salud en los espacios públicos.

El hacer pruebas de COVID-19 a los habitantes de la Capital es una necesidad y una buena práctica reconocida a nivel mundial, con el objetivo de que la gente tenga certeza de su estatus de salud, para saber qué debe hacer con respecto a su entorno familiar y laboral.

“Cuando no hay información, puede haber psicosis o pánico y en esta ‘Ciudad de Derechos’ como es la capital, lo mínimo indispensable que se le debe otorgar al ciudadano es darle certeza sobre su estatus de salud ante esta pandemia, mismo que se reduce a un positivo o negativo”, indicó.

 

Botón volver arriba