Decenas de elefantes mueren en Sri Lanka por consumir desechos plásticos.

En los últimos años 20 elefantes se han convertido en las víctimas mortales de la contaminación del hombre.

Registros compartidos por parte de conservacionistas y veterinarios han revelado que desde hace 8 años a la fecha, un total de 20 elefantes han perdido la vida en Sri Lanka por el consumo de desechos plásticos, consecuencia de la contaminación del ser humano, solo este pasado fin de semana se encontraron los cadáveres de 2 elefantes con la basura en su interior.

Exámenes de los animales muertos mostraron que habían tragado grandes cantidades de plástico que es hallado en el basurero, dijo el veterinario Nihal Pushpakamura. “Polietileno, envolturas de comida y otro material no digerible y agua fueron las únicas cosas que pudimos ver en los post mortem. Además se señaló que la comida que pertenece a la dieta diaria de un paquidermo, no estaba presente en su interior.

Ironía e incongruencia en el mundo , pues  en Sri Lanka el elefante es un animal reverenciado pero el mismo humano que lo “respeta” está provocando su muerte.

Sus números han caído de unos 14.000 en el siglo XIX a 6.000 en el año 2011, de acuerdo con el primer censo de elefantes en el país, por lo que se han convertido en una especie en peligro de extinción.

Los elefantes hambrientos buscan basura en el vertedero, consumiendo plástico y objetos filosos que dañan su sistema digestivo, dijo Pushpakumara. “Los elefantes entonces dejan de comer y se debilitan demasiado para sostenerse. Cuando eso sucede, no pueden consumir comida ni agua, lo que acelera sus muertes”, dijo.

Botón volver arriba