Contribuirán diputados de la LX Legislatura al proyecto de nación de AMLO


El Grupo Parlamentario de morena en la 60 Legislatura mexiquense, que iniciará funciones el próximo 5 de septiembre, promoverá la austeridad republicana, el combate a la corrupción y a la impunidad, que incluirá reducir el presupuesto de los tres poderes públicos estatales hasta en 30 por ciento, con lo que contribuirá a consolidar la cuarta transformación nacional impulsada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.
El diputado electo Maurilio Hernández González enfatizó que para sus compañeros legisladores de morena, por quienes en días anteriores fue elegido como coordinador, el momento político actual significa la oportunidad de iniciar una nueva época en la vida pública nacional y de la entidad, lo que pasa por “recuperar la dignidad del Poder Legislativo estatal y la confianza ciudadana”.
En conferencia de prensa en el salón Benito Juárez del Palacio Legislativo, en la que estuvieron los integrantes del Grupo Parlamentario, Hernández González precisó que también priorizarán el mejor uso de los recursos públicos, así como la seguridad pública, educación, salud y transparencia, que son demandas de la sociedad.
Además, dio a conocer que impulsarán la derogación de las leyes de Seguridad Social y para Regular el Uso de la Fuerza Pública del Estado de México.
“Lo planteamos no con el propósito de generar expectativas de polarización de posiciones sino, sobre todo, para generar expectativas de cogobernabilidad; venimos a gobernar, venimos a hacer nuestro aporte desde el ámbito de nuestra responsabilidad, que tiene que ver con generar este contrapeso que ha de propiciar los equilibrios que se necesitan para poner orden en la administración pública y poder recuperar la confianza de la ciudadanía”, enfatizó.
La diputada electa Mariana Uribe Bernal, en representación de la Comisión de Agenda Legislativa del Grupo Parlamentario de morena, detalló los seis ejes transversales en los que se basarán los trabajos legislativos, trazados con base en las demandas de la ciudadanía:
A través del eje uno se buscará un parlamento abierto, austero y transparente; prevé una reducción del presupuesto del Congreso local del 30 por ciento, la eliminación del Programa de Apoyo a la Comunidad y la renuncia a seguros de gastos médicos, al pago de telefonía celular y a la adquisición de vehículos, así como la disminución de comisiones y comités para sistematizar los trabajos legislativos.
También se impulsará una ley de participación ciudadana y se promoverá la figura del plebiscito, el referéndum, el presupuesto participativo y la revocación de mandato.
Por medio del eje dos se hará una reingeniería presupuestal con perspectiva de vínculo social y productivo, mediante el análisis de la Ley de Ingresos para evitar recaudaciones que afecten a las familias, como la tenencia y el impuesto sobre nómina; revisar el Presupuesto de Egresos y que esté sujeto a un marco de austeridad y transparencia y fiscalizar la Cuenta Pública.
El eje tres incluye el combate frontal a la corrupción y a la impunidad. Se legislará para combatir la corrupción estructural y para que servidores públicos de primer nivel, prestadores de servicios o particulares que administren o ejerzan recursos públicos estén obligados a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscales, así como las de sus cónyuges y parientes en primer grado.

Previous La Nacaranda y El Vitor se reencuentran después de una década
Next El TEPJF confirma la asignación de las senadurías por el principio de representación proporcional