El 56.5% de mexicanos acabó el 2021 en la informalidad

Ello implica que la población ocupada en la informalidad ascendió a 32.2 millones, más de la mitad de las 56.9 millones de personas que trabajaron en el periodo.

La tasa de desempleo en México, la segunda economía de América Latina después de Brasil, bajó en diciembre de 2021 a 3.5%, según cifras divulgadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (Inegi).

Sin embargo, la población ocupada en la informalidad ascendió a 32.2 millones, más de la mitad de las 56.9 millones de personas que trabajaron en el periodo, agregó el Inegi. La tasa de informalidad laboral alcanzó así un 56.5% el mes pasado.

La cifra de desempleo representa un descenso de 0.3 puntos porcentuales con respecto a la tasa de 3.8% registrada el mismo mes de 2020.

“La población desocupada fue de 2,1 millones de personas e implicó una tasa de 3.5% de la Población Económicamente Activa (PEA)”, añadió el INEGI.

En diciembre pasado, la PEA alcanzó 59 millones de personas, cifra superior en 4.3 millones a la registrada en diciembre de 2020.

La pandemia dio un frenazo a los esfuerzos de México para rebajar la informalidad y proporcionar empleos de mejor calidad a los trabajadores, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“México estaba luchando para formalizar las actividades informales. México había avanzado en ese tema, lamentablemente con la crisis se ha dado marcha atrás a estos avances”, dijo el director de la OIT, Guy Ryder.

“Este es un tema que México tiene que continuar priorizando; la calidad del empleo tiene que ver con la formalización del empleo”, agregó.

México no cuenta con un esquema nacional de seguro de desempleo y más de la mitad de los trabajadores se emplean en el sector informal.

El Instituto define como personas en condición de informalidad laboral a aquellas que son vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, quienes trabajan sin protección de la seguridad social o los trabajadores cuya dependencia laboral no es reconocida por su fuente de trabajo.

Además, el INEGI señaló que la población subocupada, esto es, quienes declararon tener necesidad y disponibilidad de trabajar más horas, fue de 5.7 millones de personas, cifra superior a las 1,7 millones de personas en esta condición registradas en diciembre de 2020.

La economía mexicana habría crecido 5.4% en 2021, según el más reciente pronóstico del autónomo Banco de México, que redujo una estimación previa del 6.2%.

Pese a ello, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador mantiene su previsión de un repunte del 6% para el año pasado.

Este crecimiento se explica principalmente por un rebote de la actividad tras el histórico desplome del 8.5% que experimentó en 2020, arrastrada por los efectos de la pandemia de covid-19.

Botón volver arriba