Cuerpo de bebé encontrado en penal de Puebla pudo haber sido utilizado para ingresar droga.

FGJCDMX investiga si este fue extraído de algún anfiteatro de la ciudad.

Tras el hallazgo del cadáver de un bebé en el interior de un contenedor de basura el interior del  en el Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO), en San Miguel, Puebla, la FGJCDMX informó que realizará una investigación para determinar de donde fue extraído el cuerpo del menor.

La tarde de ayer, la presidenta de la fundación Reinserta, Saskia Niño de Rivera Cover, informó que el cuerpo del bebé fue raptado en la CDMX, por lo que se investiga como es que llegó hasta este lugar, pues a pesar de no tener mucha información aseguró que el cuerpo tenía una cicatriz en el abdomen, por lo que han surgido teorías sobre que el bebé pudo haber sido utilizado para ingresar drogas al penal.

Las autoridades han detallado que no se cuenta con alguna denuncia sobre la desaparición o sustracción del cuerpo de alguna persona menor de edad, pero ya se ha abierto una investigación para determinar si el menor fue sustraído de algún anfiteatro en la CDMX.

“La FGJCDMX continúa fortaleciéndose y orienta su actuación a la consecución de una procuración de justicia que garantice el acceso oportuno y efectivo a la justicia para niñas, niños y adolescentes, con lo que reitera su prioridad a la atención de las víctimas con enfoque diferencial y especializado”, concluyó.

Lea tambien:

Roban cadáver de bebé de anfiteatro en la CDMX y lo hallan al interior de penal de Puebla.

Botón volver arriba