EU y Rusia se dan un respiro y acuerdan mayor dialogo sobre situación de Ucrania.

Gracias a una Reunión celebrada en Ginebra, diplomáticos de Moscú y Washington tuvieron la oportunidad de liberar tensiones.

Luego de 15 días de tensión entre las naciones y dimes y diretes entre autoridades de Estados Unidos y Rusia por la supuesta invasión a Ucrania en la que Washington aseguraba que podía contrarrestar un ataque de Moscú, mientras que los rusos planteaban desplegar su ejército en Venezuela y Cuba, el día de ayer se celebró una reunión entre ambas naciones en Suiza en la que se pactó tener más dialogo sobre la situación ucraniana y se liberaron tensiones.

La reunión de Ginebra entre los jefes de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, y estadounidense, Antony Blinken, es la última de una serie de iniciativas diplomáticas que empezaron con dos conversaciones telefónicas entre los presidentes Vladimir Putin y Joe Biden en diciembre.

Después de este encuentro ambas naciones no descartaron sostener una reunión la próxima semana para seguir tratando el tema.
Por su parte,  Antony Blinken, jefe de la diplomacia estadounidense declaró que el tono del encuentro fue “franco y sustancial”, y también sirvió para rebajar tensiones tras semanas de escalada verbal, mientras que su homólogo ruso Serguéi Lavrov señaló haber acordado con el secretario de Estado estadounidense “un diálogo razonable” para “calmar las emociones” tras algo menos de dos horas de reunión.

Tras el encuentro, el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores advirtió sin embargo en un comunicado que si los occidentales seguían “ignorando las preocupaciones legítimas de Rusia” en relación a la ampliación de la OTAN en Ucrania y en su frontera occidental, habrá “graves consecuencias”.

“Esto puede evitarse si Washington reacciona positivamente a nuestros proyectos de acuerdo sobre garantías de seguridad”, dijo el Ministerio.

Botón volver arriba