Variante ómicron obliga a postergar el famoso carnaval de Brasil.

Autoridades dijeron que este se realizará hasta el mes de abril y no en el mes de febrero como se tiene acostumbrado.

Debido a la variante ómicron que es más contagiosa que las otras variantes, autoridades brasileñas han decidido pasar su famoso Carnaval para la última semana de abril, a comparación de otros años en los que este se realiza en febrero.

“La decisión se tomó por respeto a la situación actual de la pandemia de COVID-19 y por la necesidad, en este momento, de salvar vidas y unir fuerzas para impulsar la vacunación en todo el país”, se afirma en un comunicado emitido en forma conjunta por las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo, que también demoró el inicio de sus desfiles de Carnaval hasta el 21 de abril.

Horas antes, el alcalde de Río, Eduardo Paes, y su contraparte de São Paulo, Ricardo Nunes, sostuvieron una videollamada junto con sus respectivos secretarios de salud y las escuelas de samba de cada ciudad que organizan el desfile, según el comunicado.

Brasil ha sido uno de los países más golpeados por la pandemia de COVID-19 desde su inicio hace 2 años debido a las nulas acciones de su presidente por frenarla asegurando que tarde o temprano, con o sin vacuna, todas las personas se van a contagiar, a además de que asegura que esta solamente es una simple gripa.

Este desfile que se celebra en Sambódromo es un importante atractivo turístico de Río y el tema central de la fiesta en la ciudad previa a la Cuaresma. Atrae a decenas de miles de espectadores en las gradas, y decenas de millones más lo ven por televisión.

Botón volver arriba