RETROCESO EN SEMÁFOROS DEBIDO A NEGLIGENCIA DE MEXICANOS

La crisis del sector salud se agudizó en esta cuarta ola de Covid-19, siendo componente adicional la actitud de un amplio segmento poblacional.

CIUDAD DE MÉXICO, 06ABRIL2021.- Vida cotidiana en el Centro Histórico de la capital mientras permanece activo el semáforo naranja epidemiológico por covid-19.
FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

Oficialmente en el país hay más de 300 mil familias en luto y más de 4 millones de personas se han contagiado de Covid-19 desde marzo de 2020.

La Ciudad de México es la primera entidad con el mayor número de contagios y el segundo lugar con más defunciones, y a pesar de ello, los capitalinos pareciera no estar enterados de la gravedad de la situación, ni porque, en su momento, se les conminó a tomar en cuenta las medidas sanitarias para evitar el colapso económico.

Pero ello no ocurrió solamente en la Ciudad de México. En toda la geografía nacional se vio – y se sigue viendo – la irresponsabilidad de millones que simple y sencillamente actúan como si nada pasara.

Ante ello, ante esta realidad, y la explosión de contagios por COVID-19 debido a la variante Ómicron, una entidad se encuentra en semáforo rojo, mientras la Ciudad de México y el Estado de México pasarán al color amarillo del Semáforo Covid-19 a partir del lunes 24 de enero próximo y hasta el 6 de febrero.

En la actualización quincenal del protocolo, la Secretaría de Salud ubicó en color rojo (por un riesgo epidémico máximo) a un estado — Aguascalientes—, mientras que 9 entidades están en color naranja, 10 en amarillo y 12 en verde.

En naranja, equivalente a un riesgo alto, aparece prácticamente todo el norte del país (Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León y Zacatecas), así como Quintana Roo.

En amarillo o riesgo medio estarán desde el lunes Sinaloa, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, Estado de México, Ciudad de México, Morelos y Yucatán.

En verde o riesgo bajo estarán Nayarit, Colima, Michoacán, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Campeche.

En los últimos cuatro días, México ha reportado sus cifras más altas de contagios durante la pandemia. El martes, el país registró 49,343 nuevos contagios, el miércoles 60,552 y el jueves 50,373, además venía de una semana con jornadas de más de 40,000 contagios.

La ocupación hospitalaria es otro indicador que también se está incrementando. El 39% de las camas generales en los hospitales del país están ocupadas, un punto porcentual más que ayer, mientras que el uso de camas con ventilador se ubica en 23%, también un punto más con respecto al día de ayer.

Se estima hoy en día 353,885 contagios activos, por haber presentado síntomas durante los últimos 14 días; además, proyectan que desde el inicio de la pandemia se han recuperado 3,621,133 personas.

De sus 126 millones de habitantes, 83,159,111 tienen al menos una dosis de la vacuna y 93% de ellos tienen completo su esquema de vacunación.

Pero de nada vale que hay un alto número de vacunas si la actitud de la ciudadanía se mantiene y, aunque pudiera decirse que es una decisión personal, ello afecta a todos.

Botón volver arriba