Funcionarios que agredieron a víctima de tortura fueron cesados: CNDH

Óscar Kábata, víctima de tortura, denunció a través de un video la agresión física y amenazas que recibió por parte de cuatro funcionarios de la CNDH, entre ellos Ángel Gómez Garza, oficial mayor.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó este viernes que, desde diciembre de 2021, determinó separar de sus cargos a cuatro funcionarios que se vieron involucrados en la agresión física y verbal hacia una víctima de tortura.

Entre los funcionarios que participaron en la agresión contra Óscar Kábata –reconocido por la propia CNDH como víctima de tortura por parte del Ejército–, está Ángel Gómez Garza, quien hasta el 21 de diciembre de 2021 se desempeñaba como coordinador general de Administración y Finanzas del organismo nacional.

“Desde el momento que esta comisión nacional tuvo conocimiento de los hechos ocurridos, se inició una investigación para determinar la responsabilidad de las personas funcionarias públicas señaladas, dando como resultado el cese inmediato e irrevocable de Ángel Gómez Garza (…) Y lo mismo se ha hecho con los demás involucrados”, puntualizó la CNDH en un comunicado.

Asimismo, señaló que en contra de los ahora exfuncionarios existe un procedimiento que lleva a cabo el Órgano Interno de Control de la CNDH por dichas agresiones.

La Comisión Nacional recordó que desde el momento en que la víctima denunció los actos de intimidación y amenazas —en diciembre de 2021—, hizo un pronunciamiento público bajo el título: ” El único compromiso con la nueva CNDH es con las víctimas “, el cual, afirmó, demuestra que su actuación en este caso en particular fue “inmediato y contundente”.

Sin embargo, en dicho posicionamiento, la CNDH aborda el caso hasta el sexto párrafo, pues en los anteriores solo responsabiliza a los medios de comunicación de las protestas que en diciembre pasado se llevaron a cabo afuera del edificio ‘Héctor Zamudio’, sede de la comisión.

“Justo por todas esas razones, es que, derivado de la denuncia hecha por una de las víctimas que mantenía un plantón en el edificio Héctor Fix Zamudio de esta Comisión Nacional, en el sentido de que había sido golpeado por funcionarios de la misma, ya se separó del cargo a uno de ellos y se inició procedimiento contra todos los involucrados que adoptaron tal conducta, inadmisible en una institución en donde no solo se requiere de buenos servidores públicos”, se lee en el único párrafo que la CNDH dedicó a este caso en su pronunciamiento.

La aclaración que este viernes hace la CNDH es por la publicación de una nota periodística en el medio Eme Equis sobre la agresión que sufrió Óscar Kábata por parte de los funcionarios del organismo defensor de derechos humanos.

En dicha publicación se comparte el video que la víctima sufrió después de ser golpeado por los ahora exfuncionarios de la CNDH, y la grabación comenzó a circular en redes sociales, criticando el actuar de la comisión que dirige Rosario Piedra Ibarra.

Entrevistado por Eme Equis, Kábata sostiene que Ángel Gómez Garza se mantiene en el cargo aun cuando la CNDH, en busca de un acuerdo reparatorio, reconoce que fue su personal el que lo lesionó mientras se manifestaba afuera de las oficinas.

Primero, contó, le llamaron por teléfono para ofrecerle 10,000 pesos por la golpiza que le propinaron los funcionarios, pero les colgó el teléfono. “No estaban viendo la dimensión del asunto, que era que alguien de CNDH reprimió a una víctima que se estaba manifestando”, contó al medio.

Por consejo de su abogado Óscar Kábata, quien pedía la resolución de su caso de tortura en lugar de dinero, aceptó el acuerdo, al que llegaron el 24 de diciembre y por el cual recibió un monto por los daños sufridos.

Botón volver arriba