Gobierno asegura que ni Samuel García ni su esposa, tenían permiso legal para resguardar a bebé.

El SNDIF reveló que no hay pruebas de que el "permiso especial" otorgado por instituciones de Nuevo León se haya hecho conforme a la ley.

Continúa el drama en la familia real de Nuevo León luego de que Mariana Rodríguez, y su esposo, Samuel García, Gobernador de Nuevo León “adoptaran de manera temporal a un bebé, pues Gobierno ha aclarado que no contaban con el permiso legal para extraerlo y llevarlo a su domicilio.

En un comunicado, la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PFPNNA), del Sistema Nacional Para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), informó que tampoco existe un proceso de adopción en curso que involucre al niño, ni a la familia integrada por García Sepúlveda y Rodríguez Cantú.

“La Procuraduría de Protección y el Director del Centro de Atención Integral al Menor y la Familia, ambos del estado de Nuevo León, otorgaron el permiso para que el niño quedara bajo resguardo del matrimonio” durante un fin de semana como “medida especial”, informaron.

Sin embargo, “no se proporcionó evidencia que acredite que la medida antes señalada se emitió con las formalidades que exige la ley, como lo es que se encuentre por escrito, debidamente fundada y motivada, así como apegada al interés superior del niño”.

EL SNDIF señaló que bajo un supuesto “permiso de convivencia familiar”, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia de Nuevo León habría permitido el egreso de un niño que se encuentra bajo los cuidados del Centro de Asistencia Social (público) “Capullos”.

Ahora, cabe aclarar que según informó la Procuraduría de Protección de Nuevo León dijo que desde hace tres meses el niño “recibe visita diaria por parte de Mariana Rodríguez Cantú”, sin aclarar o justificar las razones de dichas convivencias.

Por tal motivo fue que se permitió la salida del infante de la instancia, sabiendo que Rodríguez quedaría a su cargo por representar para él una “figura significativa”.

Sin embargo, a pesar de que como se dice no hay pruebas de que el “permiso especial” otorgado por instituciones de Nuevo León se haya hecho conforme a la ley, la Procuraduría de Protección de Nuevo León estimó que el hecho de que la imagen y datos personales del niño hayan sido expuestos de manera masiva no configura una violación al derecho de intimidad, pues las imágenes fueron extraídas de las redes sociales de Rodríguez.

Botón volver arriba