“Ay Costa Rica”: Antivacunas irrumpen a hospital para extraer a menor que sería vacunado contra COVID-19.

Los padres del menor se negaron a vacunarlo a pesar de que esto podía salvarle la vida.

En Costa Rica, un grupo de personas antivacunas irrumpieron de manera violenta en un hospital para extraer a un menor de edad de 6 años el cual sería inoculado por recomendación médica.

Según detallaron autoridades, el menor de edad se encontraba internado un hospital en la ciudad de Heredia tras sufrir una patología respiratoria, por lo se recomendó su inoculación, pese a la oposición de sus padres. Además, el niño requirió de intervención de Trabajo Social.

Ante la negativa de sus padres y el apoyo de un grupo antivacunas se decidió ingresar a la fuerza al centro médico “El hospital se vio afectado por un grupo de personas antivacunas que ingresaron de forma violenta, agredieron a oficiales, pacientes y funcionarios y pusieron en riesgo a todos los que estaban dentro”, dijo Priscilla Balmaceda, directora del hospital San Vicente de Paúl.

“Se recibió al padre del niño, a un asesor legal y a la diputada Shirley Díaz y respetuosamente conversamos y le explicamos que se debía esperar a que Trabajo Social indicase que había condición de egreso (…). Minutos después, el hospital se vio afectado por el grupo antivacunas”, explicó la directora.

Los protestantes no lograron llegar al cuarto del menor y durante la irrupción 6 personas, 4 mujeres y dos hombres fueron detenidos.

De acuerdo con la manifestante, el grupo de antivacunas fue convocado por la legisladora independiente Shirley Díaz.

En las imágenes que circulan en redes sociales se observa a la legisladora, y actual candidata a la vicepresidencia de la República, con el Partido Nueva Generación, en las afueras del centro médico en compañía de otros líderes del movimiento. Otros videos muestran a algunos manifestantes dentro del edificio mientras forcejean con oficiales de seguridad en un intento por ingresar a otros salones.

 

Botón volver arriba