Ardió el Museo Nacional de Brasil


Un incendio de grandes proporciones se desató este domingo en el Museo Nacional de Brasil, situado en Río de Janeiro y que contiene valiosas piezas del acervo nacional del gigante sudamericano.
Según imágenes de TV, el incendio afecta y consume a todo el edificio. Bomberos de tres cuerpos diferentes se encuentran en el lugar, situado en el barrio de Sao Cristovao, combatiendo las llamas. La asesoría de comunicación del museo comunicó al canal «GloboNews» que no hay heridos.
De acuerdo a las primeras informaciones, el fuego comenzó aproximadamente a las 19:30 cuando el museo estaba cerrado. Durante el domingo, el museo había abierto al público hasta las 16.
Aunque todavía no se pueden realizar estimaciones exactas de la pérdida, los medios locales calculaban que debido al fuego se perderá la totalidad del acervo de más de 20 millones de piezas que corresponden a diferentes períodos de la historia de Brasil y del mundo.
El Museo Nacional, el más antiguo del país, existe en su forma actual desde 1892. Antes, desde 1802, el edificio había servido de residencia a la familia real portuguesa y, luego de la independencia, a la familia imperial brasileña.
Debido a su gran patrimonio, que incluye colecciones de geología, botánica, paleontología y arqueología, es considerado uno de los museos más importantes de América del Sur.
Además del enorme acervo brasileño, el museo alberga material proveniente de otras regiones del mundo, incluyendo momias egipcias y estatuas de la Antigua Grecia, así como piezas de arqueología de la civilización etrusca.
Paulo Knauss, director del Museo Histórico Nacional, otro de los museos más importantes del país, manifestó en «GloboNews»: «Esta es una tragedia para la cultura de Brasil».
«Años de negligencia»
De acuerdo con medios brasileños, desde 2014 la institución no recibía los más de US$128 mil dólares anuales destinados por el gobierno para la conservación y restauración del museo, lo que conllevó a que algunas paredes del edificio estuvieran agrietadas y descaradas y que muchas conexiones eléctricas estuvieran al descubierto.
En declaraciones a la prensa local, el vicedirector de la institución, Luis Fernando Duarte, criticó que la «falta de apoyo y la falta de conciencia» de las autoridades condujeron a esa «trágica situación».
«Luchábamos desde hace años, en distintos gobiernos, para lograr recursos para preservar adecuadamente todo lo que fue destruido hoy», agregó.
El museo era uno de los más antiguos de Brasil.
Según los informes, los empleados habían expresado anteriormente su preocupación por los recortes de fondos y el estado ruinoso del edificio.
El ministro de Cultura de Brasil, Sérgio Sá Leitao, consideró que el incendio había sido resultado de «años de negligencia» y que se trataba de un «día de luto» para su país.
«Que esto sirva de alerta para que tragedias como esa no se repitan en otros museos y otras instituciones», declaró a la televisión local.
El Museo Nacional, el más antiguo del Brasil, es administrado por la Universidad Federal de Río de Janeiro y fue fundado por Juan VI, rey de Portugal, el 6 de junio de 1818.
Muchos usuarios de redes sociales comentaron sobre el contraste de las imágenes en las que se veían las gárgolas entre las llamas del museo.
Desde 1802, la edificación sirvió de residencia a la familia real portuguesa y, tras la independencia, a la familia imperial brasileña.
Debido a su gran patrimonio, que incluye colecciones de geología, botánica, paleontología y arqueología, es considerado uno de los más importantes de América Latina.

Previous Irán descarta una guerra pero aumentará su arsenal defensivo
Next Renueva Cruz Roja Edomex compromiso de servicio