Hoy somos un país mejor que hace seis años: EPN


El Presidente de la República afirmó que entregará un país con importantes fortalezas, como estabilidad política, social y económica; finanzas públicas sanas y una economía generadora de empleos.

En un formato donde se combinó el uso de multimedia con el discurso tradicional, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dirigió hoy, desde Palacio Nacional, el mensaje a los mexicanos con motivo de su Sexto Informe de Gobierno.
Antes de comenzar con la exposición de los avances y retos del “proyecto que recibió el apoyo de la mayoría de los ciudadanos en 2012” como se refirió a su gobierno, el Presidente destacó la importancia de apegarse a los hechos y las cifras, más allá de las apreciaciones subjetivas, para dar cuenta de la transformación que ha vivido el país en múltiples ámbitos de la vida nacional, pero también para tener presente la persistencia de rezagos y desafíos que aún no han sido superados.
En este sentido, el Presidente Peña Nieto señaló que, en los inicios de su Administración, tras realizar un diagnóstico de la situación del país, se tomó la decisión de enfocarse en cinco prioridades: 1) fortalecimiento de las instituciones y combate a las organizaciones criminales; 2) reducción de los niveles de pobreza e impulso al ejercicio de los derechos sociales; 3) asegurar una educación de calidad a las niñas, niños y jóvenes del país; 4) eliminar las barreras que habían obstaculizado por años el crecimiento económico; y 5) actuar con responsabilidad y compromiso en el escenario internacional.
El Presidente expresó que, gracias a los avances que se han logrado al día de hoy en torno a estas cinco prioridades convertidas en las “cinco metas nacionales” del Plan Nacional de Desarrollo, México ahora está listo para seguir creciendo y desarrollándose en los próximos años y décadas. Por ello, celebró que a la Administración entrante le será entregado “un país con importantes fortalezas”, entre ellas:
Estabilidad política, social y económica;
Finanzas públicas sanas, con 78% más contribuyentes que hace seis años y una deuda manejable y decreciente.
La inflación más baja para un sexenio desde hace casi 50 años.
Nuevos empleos formales que crecen a un ritmo de 800 mil por año, lo que nos pone en ruta de alcanzar 4 millones de nuevos puestos de trabajo en este sexenio.
Un Nuevo Modelo Energético que permite recuperar nuestra condición de potencia en este sector y liberar recursos públicos para programas sociales.
La mayor Inversión Extranjera Directa de nuestra historia, por más de 192 mil millones de dólares a la fecha; además de inversiones ya comprometidas por casi 200 mil millones de dólares, tan sólo en el sector energético.
Los menores porcentajes de pobreza y de carencias sociales desde que se tiene registro.
Un Nuevo Modelo Educativo, que se implementa en las aulas a partir de este ciclo escolar.
Proyectos de telecomunicaciones en marcha que permitirán dar servicio de internet de banda ancha, por lo menos, al 92% de la población para el año 2024.
México en Paz
Desde el principio de la Administración, el Gobierno de la República ha privilegiado “la política, el diálogo y la coordinación como vías para fortalecer las instituciones”, expresó el Presidente Peña Nieto.
Por ello, se llevó a cabo una Estrategia de Seguridad con miras a mejorar la coordinación operativa entre los tres órdenes de gobierno; fortalecer las capacidades institucionales de las corporaciones policiales; hacer uso intensivo de sistemas de inteligencia, y fortalecer la prevención social de la violencia y el delito.
El Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio es un claro ejemplo de la trascendencia y al mismo tiempo la complejidad de fortalecer nuestras instituciones, aseguró el Presidente. Con el apoyo del Poder Judicial y de las autoridades locales, este nuevo sistema se implementó en todo el país, para lo cual se destinaron más de 18 mil millones de pesos; se pusieron en operación más de 800 salas para juicios orales, y se crearon o reformaron 21 leyes federales o nacionales y más de 350 leyes locales, como el Código Nacional de Procedimientos Penales.
México Incluyente
Al hablar de las políticas públicas que apoyan a los grupos más vulnerables, el Primer Mandatario advirtió que “no hay contradicción entre una adecuada política de asistencia social que garantiza niveles básicos de bienestar a los más desprotegidos y una política social de nueva generación que promueve la incorporación de las personas a la vida productiva”.
Dijo que se trata de dos etapas diferentes de un mismo proceso que tiene como fin último asegurar que ninguna persona carezca de lo indispensable para vivir dignamente y desarrollar su potencial. Tal es el caso, señaló, del Programa de Inclusión Social PROSPERA, que hoy respalda a 6.9 millones de familias, un millón 100 mil más que en 2012.
México con Educación de Calidad
Durante su mensaje a la nación, el Presidente de la República se refirió a la Reforma Educativa y destacó los tres pilares en los que se basó: 1) la profesionalización de los maestros y su mejora salarial a partir del mérito; 2) la modernización de los contenidos educativos; y 3) el fortalecimiento de las escuelas, tanto en su operación como en su infraestructura.
Para hacer realidad esa transformación, el Presidente enfatizó que “era indispensable recuperar la rectoría del Estado en materia educativa, evitando que siguiera siendo rehén de intereses particulares e ilegítimos”. Añadió que, si bien se habían registrado avances en materia de cobertura educativa, teníamos un sistema discrecional e ineficiente, que no reconocía debidamente el esfuerzo de las y los maestros. “El clientelismo había sustituido al mérito”, subrayó.
México Próspero
El Presidente Peña Nieto señaló que su Administración ha trabajado para liberar el gran potencial de nuestra economía, impulsando el crecimiento, las oportunidades y la generación de empleos a lo largo y ancho del país. Al respecto, destacó que “trazamos una hoja de ruta clara a partir de tres ejes: 1) consolidar la estabilidad macroeconómica; 2) elevar la productividad y la competitividad de nuestra economía, y 3) promover un desarrollo regional más equilibrado”.
“Un manejo inadecuado de las finanzas públicas puede derrumbar en días, lo construido durante décadas; por eso, privilegiamos, por encima de cualquier otra prioridad económica, la estabilidad”, enfatizó el Presidente. En ese sentido, los ajustes al gasto público han permitido que la deuda pública se haya mantenido en niveles razonables. Al cierre de 2018 se habrá reducido a 45.5% del PIB de un máximo alcanzado de 48.7% del PIB.

Previous Emite INE Declaratoria de Pérdida de Registro del Panal y PES
Next CORRAL PIERDE A "LA CONEJA" Y A CHIHUAHUA