Más inflación y menos crecimiento en el primer año de AMLO: Banxico


Los pronósticos económicos para el nuevo Gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre no son alentadores. De acuerdo con la encuesta del Banco de México (Banxico), los analistas del sector privado consideran que habrá una mayor inflación y un menor crecimiento económico para el cierre de este 2018 y 2019.
En la encuesta del mes de agosto aumentaron las expectativas de inflación general para los cierres de 2018 y 2019 en relación a la encuesta de julio. Pasaron de 4.23 por ciento a 4.41 por ciento para este 2018, y para el próximo año subió de 3.63 por ciento en el mes de julio a 3.74 por ciento este agosto.
Por su parte, las perspectivas de inflación subyacente (compuesta por los precios de los energéticos, tarifas autorizadas por el Gobierno y los productos del campo) para los cierres de 2018 y 2019 se mantuvieron en niveles similares a los del mes previo: 3.61 y 3.43 por ciento, respectivamente.
Las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2018 disminuyeron a 2.14 por ciento desde un 2.25 por ciento previo. Para el 2019, los analistas consultados por Banxico también redujeron su pronóstico a 2.16 por ciento.
Las expectativas sobre el nivel del tipo de cambio del peso frente al dólar estadounidense para el cierre de 2018 disminuyeron en relación a la encuesta de julio. Para el cierre de 2019, las perspectivas sobre dicho indicador se mantuvieron en niveles similares a los del mes previo, aunque la mediana correspondiente se revisó a la baja.
De acuerdo con los especialistas consultados por Banxico, la inseguridad pública es el principal problema que podría obstaculizar el crecimiento económico de México, con el 15 por ciento de las respuestas; le sigue la política); la falta de estado de derecho (10 por ciento); y la corrupción (8 por ciento).
La distribución de respuestas sobre el clima de negocios en los próximos seis meses es similar a la de la encuesta anterior, de manera que el porcentaje de analistas que consideran que el clima de negocios permanecerá igual continúa siendo el preponderante.
La fracción de analistas que consideran que es un mal momento para invertir disminuyó con respecto a la encuesta anterior. Por su parte, el porcentaje de especialistas que consideran que es un buen momento para invertir aumentó en relación al mes precedente, si bien la proporción de los que no están seguros sobre la coyuntura actual continúa siendo la preponderante.

Previous CORRAL PIERDE A "LA CONEJA" Y A CHIHUAHUA
Next Aumenta confianza de empresarios en agosto: INEGI