Macabro festín se daba un perro en Hermosillo

Los restos de una persona fueron encontrados en la colonia Rinconada de la Cruz, después de que vecinos observaron a un perro masticar el antebrazo de un hombre.
Fue martes cuando los agentes subieron el cerro por el callejón Santa Cruz, donde los ciudadanos narraron los hechos, por lo que se llevó a cabo una búsqueda por las inmediaciones.
El torso fue localizado en los alrededores, se encontraba incinerado y en estado de descomposición, por lo que se dio aviso a Servicios Periciales para iniciar con las mediciones.
Hasta el momento se desconoce la identidad de la víctima, ya que no contaba con documentos personales, asimismo, se presume de manera extraoficial que no se encontraba la cabeza del finado.
Una vez que los peritos concluyeron con las averiguaciones previas, procedieron a trasladar los restos humanos a la unidad del Servicio Médico Forense a fin de turnar el caso a la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Botón volver arriba