La emergencia no ha pasado: damnificados


“Es el Estado quien nos tiene viviendo en la calle. A un año del sismo lo único que queremos es volver a casa”, es la consigna, entre otras tantas, en la marcha que realizan cientos de personas en el primer año de conmemoración del temblor del 19 de septiembre de 2017.
Poco después de las cuatro de la tarde inició la marcha que congregó a poco más de 500 personas.
Diferentes contingentes de afectados por el sismo, así como manifestantes del caso Ayotzinapa y estudiantes de la UNAM, se reunieron en la calle del Taller y Calzada de Tlalpan.
Integrantes de diversos contingentes de organizaciones sociales llegaron al Zócalo capitalino y se postraron frente al edificio de Gobierno de la Ciudad de México para demandar vivienda, con motivo de la conmemoracion de los sismos de 2017 y de 1985.
Simpatizantes de la Asamblea Popular, Asamblea de Barrios, Coordinadora Democrática de la Ciudad de México, guardaron un minuto de silencio por los fallecidos en los movimientos telúricos y manifestaron que es necesario que el gobierno responda a la necesidad de vivienda.
La marcha salió de la colonia Doctores y avanzaron sobre Doctor Río de la Loza y luego por Eje Central Lázaro Cárdenas hacia la plancha del Zócalo.
A lo largo de la calle Doctor Río de la Loza, los manifestantes gritaban: “Vivienda primero al hijo de obrero”, y “la lucha sigue, cueste lo que cueste”.
Elementos de la policía local realizaron los cortes necesarios para que el contingente avanzara.
Los dirigentes de las diversas organizaciones hicieron un llamado para que las autoridades del gobierno capitalino les resuelvan los problemas de vivienda, toda vez que fueron afectados por los sismos.
“La emergencia no ha pasado seguimos vulnerables”, se lee en una de las decenas de pancartas que portan los manifestantes.
A la manifestación se unieron contingentes de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. También integrantes del Comité 68, y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Visitadores y personal de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México acudieron a la marcha como observadores.
“Solución, solución para la reconstrucción”, gritan al unísono.
La marcha avanzó por la calzada de Tlalpan con rumbo al predio ubicado en la calle Bolívar 168 y Chimalpopoca, en donde murieron 15 personas, entre ellas varias mujeres costureras.
En el edificio de Bolívar se dará un mensaje breve y de ahí el contingente partirá con rumbo al Zócalo de la Ciudad de México.
“El sismo nos dio una gran lección, nos enseñó que hoy estamos y mañana quien sabe… El dolor de ver tu casa derrumbada es muy fuerte y en ella antes alegrías tus tristezas indicaron durante la marcha”, gritó uno de los manifestantes.
Conforme avanzaba la protesta, vecinos de la colonia Tepito, de la plaza Matamoros, así como otras colonias se hicieron presentes en apoyo a la protesta. “Se ve, se siente, Tepito está presente”.

Previous Amieva ofrece respaldo a López Obrador
Next Realiza SAGARPA el Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2018