¿SE VENDERÁN O RESISTIRÁN?

Por Helga Kauffman

En ocasiones es por demás difícil creer que el lobo es malo y, tomando un fragmento de la obra de Agustín Goytisolo, simplemente iniciaré: “érase una vez, un lobito bueno, al que maltrataban todos los corderos…”

Eso pareciera que pasa en nuestro México, que estamos en el mundo al revés y ese empecinamiento por jugar a los buenos y malos – sobre todo sabedores de que ninguno es bueno – coloca al país en una situación de riesgo, donde se especula que todo podrá pasar, menos lo que deba pasar.

El caso es que los inversionistas nacionales y extranjeros siguen en la incertidumbre, mientras los diputados de Morena y los partidos aliados – PT y PVEM – están más ocupados por alcanzar los 52 e votos que les faltan que en legislar a favor del pueblo.

Por ello, determinaron en una acción que algunos calificarán de buenísima y otros, quizá una mayoría, de una marrullería, determinaron por sus calzones que será el domingo cuando se discuta la nueva propuesta de reforma eléctrica.

Pero no todos son buenos, aunque se asuman como tales, ya que si bien los abajo firmantes son los morenos, los demás estuvieron en la reunión extraordinaria de la Junta de Coordinación Política del sábado 9 de abril, donde se incluyeron nueve de las 12 propuestas que hicieron los diputados de la oposición conformados en la coalición Va por México.

Hay que mencionar que a la reunión de la Jucopo del fin de semana no asistieron los diputados del PAN, ni del PRD, bajo el argumento de que “la convocatoria no tiene fundamento en la normatividad interna e incluso los perredistas dieron a conocer por tuitazo del diputado Luis Espinosa Cházaro, que ellos mantiene su voto en contra del dictamen, en defensa de los 12 puntos propuestos por las tres fracciones partidistas de oposición.

Y bueno, en este juego de vencidas, la sesión se fue para el Domingo de Resurrección, mientras las fracciones de diputados priistas y perredistas ya tenían su campamento legislativo, para evitar el mitin y campamento que promovió Citlalli Hernández, secretaria General de Morena, afuera del Congreso.

A la sesión del domingo, los legisladores morenistas y aliados se declaran listos para aprobar la reforma eléctrica, mientras la oposición, si no salen con su gamberrada de que a algunos les dio diarrea o tuvieron que salir a comerse unos pambazos, aseguran que cerrarán filas para evitar que pase la llamada “Ley Bartlett”.

Habrá que estar muy atentos a éste asunto que puede alterar el rumbo de la historia del mexicano… pamplinas, no alterará nada, porque jodidos ya estamos.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba