IRRISORIA CONDENA Y MULTA A JAVIER DUARTE

La justicia en México es discordante. El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa,  por declararse culpable de lavado de dinero y asociación delictuosa, sólo pasará 9 años en la cárcel y pagará una miserable multa de 58 mil pesos, después de haber lavado millones de dólares.

Polémica y varias reacciones ha generado la irrisoria condena y multa al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien sólo pasará 9 años de prisión y pagará 58 mil pesos de multa, siendo que por los delitos que se acusan son lavado de dinero y asociación delictuosa.
Pero a decir de los expertos, el ex gobernador de Veracruz podría salir de la cárcel en unos tres o cinco años, ya que podría beneficiarse del Nuevo Sistema de Justicia Penal.
“Su defensa, en una maniobra estratégica, podría alcanzar la libertad en un periodo de tres a cinco años, ya que puede buscar la preliberación si alega buena conducta, hace el pago de la multa y la reparación del daño; esto es por los nuevos métodos alternativos de solución que brinda el Nuevo Sistema de Justicia Penal. La sentencia es un ejercicio que lo único que fomenta es la impunidad y genera un sentimiento de frustración”, dijo Julio Jiménez, especialista en Derecho de La Salle.
Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, se declaró culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.
El ex mandatario aceptó su culpabilidad para obtener una reducción de la sentencia que autoridades mexicanas dictarán en su contra. Lo anterior fue posible tras una negociación de Duarte y la Procuraduría General de la República (PGR).
El procedimiento abreviado aceleró la sentencia condenatoria por los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Durante la audiencia de ayer por la tarde, la defensa del ex gobernador de Veracruz pidió formalmente que el caso se resuelva a través de un procedimiento abreviado
Javier Duarte se declara culpable ante el juez de distrito especializado en el Sistema Penal Acusatorio con sede en el penal de Cuautepec Barrio Bajo en la delegación Gustavo A. Madero, Marco Antonio Fuerte Tapia, son de operaciones con recursos de procedencia ilícita –“lavado de dinero”- y asociación delictuosa, ilícitos considerados no graves.
Lo anterior se debió a que los abogados de Duarte de Ochoa, encabezado por el litigante Ricardo Sánchez Reyes Retana, solicitó al juez de la causa la posibilidad de llevar un procedimiento abreviado.
Asimismo, el Ministerio Público Federal encargado de este caso, manifestó que estaba dispuesto a negociar con el exgobernador para agilizar el trámite y concluyera el procedimiento lo antes posible, en el curso de la audiencia que se alargó por varias horas la PGR solicitó al juez una pena menor a la de 24 años que solicitó en su acusación formal
Durante el transcurso de la audiencia, la PGR presentó alrededor de 110 pruebas contra el mandatario veracruzano, asimismo, con esto la dependencia a cargo de Alberto Elías Beltrán busca no tener otro revés jurídico como en el caso de la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, al no contar con pruebas suficientes para demostrar los delitos que le imputa al exgobernador Javier Duarte de Ochoa.
Cabe recordar que Javier Duarte fue detenido en Guatemala, en octubre de 2016 en cumplimiento a una orden de aprehensión librada por un juez de distrito por ser probable responsable de encabezar una red delictiva que permitió desviar al menos 223 millones de pesos provenientes del erario estatal, y que fueron entregados a empresas “fantasmas”, que a su vez lo triangularon a un segundo nivel de compañías y estas a diversos prestanombres.

Botón volver arriba