¡Perro oso!: Repartidores rodean cuartel en Guanajuato luego de que militares se negaran a pagarles.

Los trabajadores explicaron que les solicitaron comida por medio de Uber, pero cuando lo recibieron se negaron a pagar.

Las instalaciones de la XII Región Militar de Irapuato, en Guanajuato, se vieron invadidas por varios repartidores de aplicación que rodearon el área luego de que militares solicitaran comida por medio de la aplicación de Uber Eats, pero una vez que recibieron sus alimentos se negaron a pagar.

“No tienen madre”, el pedido ocurrió la noche del pasado 10 de mayo cuando los soldados del Octavo Regimiento Blindado solicitaron alimentos del restaurante “Pollo Feliz”, pero una vez que los recibieron se negaron a pagarlos.

El repartidor involucrado dijo que una vez que entregó el producto, un militar le dijo que no tenía cambio par apagarle, por lo que iría a cambiarlo, pero esto no ocurrió, pues el elemento jamás regresó.

Por tal motivo es que varios repartidores se colocaron afuera de las instalaciones y exigieron que se les paguen los pollos, al mismo tiempo que sacaron fotos y las compartieron en redes sociales. Al poco tiempo de estar en el lugar una persona vestida de civil que se identificó como integrante del Grupo de Información de la Región Militar les dijo que se retiraran porque “nadie les pagaría ni un solo peso”.

Ante la situación se ha solicitado que  los mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional hacerse responsables del actuar de la tropa y que pongan orden. “No es justo que actúen como viles delincuentes”.

Botón volver arriba