Advierte Rusia que si Finlandia y Suecia ingresan a la OTAN, el grupo colocará armas nucleares en sus territorios.

Moscú ve como una potencial amenaza que más países se agreguen a la Alianza Atlántica.

Ante la posible entrada de Finlandia y Suecia a la OTAN, la cual avanza de manera favorable, Rusa manifestó que una vez que estas dos naciones se agreguen, el grupo de la Alianza del Atlántico podría desplegar armamento nuclear en ambos territorios, lo que supone una amenaza para Moscú.

“Surgen muchas preguntas sobre la renuncia de esos países al estatus nuclear”, comentó a la prensa Alexandr Grushkó, viceministro de Exteriores ruso. Subrayó que la ampliación aliada también suscita dudas sobre “las garantías nucleares negativas” para ambos países escandinavos, que esperan ingresar en el bloque occidental en la cumbre aliada de junio en Madrid.

“Basta con mirar al mapa para entender qué importancia tiene la ampliación aliada para los intereses de seguridad de la Federación Rusa”, destacó el viceministro.

Actualmente dicha alianza no ha manifestado sus intenciones de un despliegue nuclear, pero su secretario general, Jens Stoltenberg, sí ha afirmado que “las armas nucleares pueden ser emplazadas más cerca de la frontera de Rusia y los dirigentes polacos aseguraron que están dispuestos a recibirlas”.

Rusia detalló que si estas acciones se cometen, entonces se verán obligados a desplegar su armamento nuclear, sin importar si se trata de Estados Unidos o de otra nación.

“El ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN es un cambio estratégico. Este cambio no puede quedarse sin una reacción política y también sin un detenido análisis sobre las consecuencias de la nueva configuración de fuerzas que pueden formarse como resultado de la nueva ampliación de la Alianza”, señaló.

 

Botón volver arriba