Eduardo Matos Moctezuma, arqueólogo condecorado con el Premio Princesa de Asturias denuncia falta de apoyo

El arqueólogo Eduardo Matos aseguró que “es un despropósito” manipular la historia de México, por lo que, dijo, “siempre seré crítico”.

El arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, condecorado con el Premio Princesa de Asturias, aseguró que nunca cambiará su postura, que mantendrá su crítica con las autoridades cuando no se apoye la investigación científica y cultura en México.

De hecho, recordó el episodio en el cual la actual administración de la Ciudad de México pretendió manipular la historia de México al aseverar que hubo una “Fundación Lunar de Tenochtitlan”.

En este sentido, expuso su creencia de que lo que hay que hacer es realmente apoyar la investigación científica, a la cultura en todos sus aspectos, porque eso es lo que forma parte sustancial de nuestro país.

Matos Moctezuma pidió también dar a las nuevas generaciones una mejor formación y los medios adecuados para realizar su quehacer.

“Siempre, claro, seré crítico cuando veo que no se conjugan esos elementos para una mejor investigación, una mejor producción en todos los ámbitos”, expuso.

Cuestionado sobre el Premio Princesa de Asturias que recibió en el área de Ciencias Sociales el arqueólogo dijo sentir júbilo y alegría.

“Para mí esto significa mucho porque, lo he venido repitiendo, creo que un premio de este nivel no solo es para la persona a la que se le da, sino que esa persona fue formada en una institución, sus maestros jugaron un papel importantísimo y a la vez uno se convierte en maestro y forma nuevos cuadros de investigadores. Entonces yo creo que hacia todos ellos irradia un premio como el Princesa de Asturias”, destacó.

En este sentido agradeció a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y a la Academia Mexicana de la Lengua por nominarlo al premio, así como a quienes enviaron sus mejores referencias sobre él y su trabajo.

Eduardo Matos Moctezuma recibirá el galardón el 22 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo, España.

Botón volver arriba