La inseguridad se cierne sobre Ixtlahuaca

El presidente municipal, con fuertes ligas con Eruviel Ávila Villegas, adopta la práctica de comunicar a modo.

De los robos menores y delitos menores, en Ixtlahuaca se ha pasado a delitos de mayor envergadura, lo que hace que este municipio enfrente un complicado panorama en materia de seguridad.

El presidente municipal Abuzeid Lozano Castañeda, ha dejado de preocuparse por lo que sucede y, merced a un “blindaje” informativo, pretende hacer creer que en el municipio “está de maravilla”.

Tal pareciera que para el presidente municipal lo que importa son los festejos y la faramalla de los eventos que no dejan nada, o para anunciar obras que son insignificantes.

 

Además, hay quejas en el sentido de que Lozano Castañeda se encuentra muy ligado al ex gobernador Eruviel Ávila Villegas, el tristemente famoso “chapitas” y que, en agradecimiento al apoyo que le ha brindado en su carrera política, incrustó en diversas áreas del Ayuntamiento a personajes íntimamente ligados al ecatepense.

Por ello, hay quienes consideran que la administración de Lozano Castañeda será de puras fotografías en eventos a modo y los habitantes tendrán que pasar tres años sin atención debida, ya que se maquillará todo y se hará creer que no sucede nada malo o irregular en el municipio.

Pero, aseguran que será lamentable que en esta administración de poses, la inseguridad siga creciendo, aunque para Lozano Castañeda ello no importará, ya que a raíz del atentado que sufrió siendo candidato, el miércoles 2 de junio en la comunidad La Purísima, el edil anda muy custodiado y en camionetas blindadas, mientras el pueblo se encuentra a merced de la delincuencia.

Botón volver arriba