Para no variar, defiende Claudia Sheinbaum estrategia de “abrazos, no balazos” de AMLO

Expone que la política del Gobierno de México tiene que tener un respaldo de parte de cada una de las entidades de la República.

Se empeña en ser una mala copia del presidente Andrés Manuel López Obrador y, en esta tesitura, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que la estrategia de “abrazos, no balazos, no significa que nos quedemos cruzados de brazos”.

La mandataria defendió la postura de Rosa Icela Rodríguez Velázquez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), al asegurar que esa frase engloba la tendencia que sigue la administración de López Obrador para combatir el crimen en las entidades del país.

Desde Tamaulipas, donde viajó para apoyar al candidato a la gubernatura de Morena, Américo Villarreal, la funcionaria capitalina destacó que la presencia de la Guardia Nacional en Tamaulipas es indicio de esta dinámica que ha ayudado a disminuir el delito, aunque no precisó cifras.

Aseguró además que uno de los factores determinantes para acabar con la delincuencia es el permitir que las administraciones locales y la federal trabajen de la mano para atender a la población.

Sheinbaum Pardo manifestó, “lo que creemos es que a la política del Gobierno de México tiene que tener un respaldo de parte de cada una de las entidades de la República”.

Fue así que subrayó que es importante que Américo Villarreal gane las elecciones, toda vez que si lo hace habrá una coordinación estrecha entre el presidente y el candidato al Ejecutivo local.

Toda vez que Sheinbaum Pardo visitó este fin de semana Oaxaca y Tamaulipas, para apoyar a los candidatos de Morena a la gubernatura, la mandataria solicitó que esos días le sean descontados de su salario.

Botón volver arriba