Sigue el dispendio con la 4T: gasta la SEP 218 MDP en medallas de oro

Las preseas fueron compradas para la entrega de la Medalla Maestro Altamirano, y cada reconocimiento tuvo un valor de 65 mil 966 Pesos.

En México no se tiene dinero para comprar medicamentos que ayuden a menores a combatir el cáncer, pero sí se tienen recursos para ordenar que se hagan medallas de oro para reconocer a algunos profesores.

Es una historia que se repite, un patrón que indigna a millones de mexicanos; la Secretaría de Educación Pública (SEP), que encabeza Delfina Gómez Álvarez, gastó 218 millones 217 mil 440 Pesos para adquirir 3 mil 308 medallas en 2021.

El contrato 2021-A-A- NAC-A-A-11-712-0000-3757, indica que las preseas fueron compradas por la SEP para la entrega de la Medalla Maestro Altamirano, y cada reconocimiento tuvo un valor de 65 mil 966 Pesos.

A través de una adjudicación directa, el contrato quedó en manos de Mario Arturo Flores Majul, representante de la empresa Talleres de los Ballesteros, que cuenta con cuatro sucursales en la Ciudad de México, así como en Taxco, Guerrero; San Miguel de Allende, Guanajuato, Baja California Sur, Nuevo León, Guerrero y Quintana Roo.

Las medallas en cita, están acuñadas en oro y tienen un peso de 42 gramos.

En el apartado 21 del contrato, que tuvo una vigencia del 13 Octubre al 31 de Diciembre de 2021, se establece que “las partes están conformes en que la información que se derive de la celebración del presente instrumento jurídico, así como toda aquella información que ‘LA DEPENDENCIA’ entregue a ‘EL PROVEEDOR’ tendrá carácter de confidencial, por lo que éste se compromete, de forma directa o a través de interpósita persona, a no proporcionarla o divulgarla por escrito, verbalmente o por cualquier otro medio a terceros, inclusive después de la terminación de este contrato”. Es decir, opacidad total.

En ese contrato, la firma Talleres de los Ballesteros se comprometió a no romper esa cláusula de confidencialidad al “llevar un control de su personal y hacer de su conocimiento las sanciones que se aplicarán en caso de incumplir con lo dispuesto en esta cláusula”.

Ese contrato fue firmado por la directora general de Recursos Materiales y Servicios de la SEP, Daphne Rubio González; el coordinador sectorial en materia de Administración de Personal, Jesús Rodríguez Esquivel, así como por la directora general de Recursos Humanos y Organización, María Teresa López Mata.

En ese convenio, la empresa mexicana se comprometió a no romper la cláusula de confidencialidad al “llevar un control de su personal y hacer de su conocimiento las sanciones que se aplicarán en caso de incumplir con lo dispuesto en las cláusulas”.

Botón volver arriba