La delincuencia se burla en la nariz de “RaInmundo” Martínez

La zona de la terminal en Toluca se ha convertido en “tierra de nadie”; el robo a peatones y dentro del transporte público no paran.

Mientras el presidente municipal de Toluca, Raymundo Martínez Carbajal, se ha concretado a hacer una administración de declaraciones, la inseguridad permea en la capital mexiquense y donde ha recrudecido es en la zona de la terminal y el mercado Benito Juárez.

En esta zona el nivel delictivo no ha disminuido, a pesar de que las autoridades del Ayuntamiento han asegurado que realizan su tarea todos los días para inhibir conductas delictivas.

Y resulta risible que, a pesar de que se le ha indicado al presidente municipal cuáles son los lugares donde actúan los delincuentes, no hace absolutamente nada, a pesar de que ha presumido su estrategia “pie-tierra”.

En esta zona, los delitos de mayor frecuencia son el robo a peatones y dentro del transporte público y se sabe perfectamente que los taxis colectivos y el comercio informal que existe en la terminal son un foco de alerta y una de las principales razones por las que la delincuencia no cesa.

Botón volver arriba