¡Insólito!: Liberan a mexicano que Guardia Nacional confundió con un migrante 

El hombre de origen chiapaneco recibió 200 mil pesos por el desagravio 

En el estado de Chiapas, fue liberado un ciudadano chiapaneco de nombre Octavio que fue confundido por la Guardia Nacional como un migrante, tras estar detenido 53 horas el hombre fue liberado la mañana del día de ayer. Debido al agravio el Instituto Nacional de Migración (INM), otorgó 2 mil pesos a sus progenitores.  

El joven de 26 años, dijo que fue torturado psicológicamente por miembros de la Guardia Nacional (GN). El padre de esta persona, Aquilio Roque Cruz, denunció que su hijo fue detenido por agentes de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM), el sábado por la noche en un retén migratorio ubicado en la autopista Ocozocoautla, cuando se dirigía a Coatzacoalcos, Veracruz. 

Octavio de 26 años partió de Tuxtla el sábado por la noche e iba sin documentos personales hacia Coatzacoalcos, Veracruz, donde vive con su esposa y sus tres hijos. En el transcurso del camino, fue bajado del autobús junto a otra persona que sí era migrante, como se encontraba a su lado pensaron que era migrante, además no llevaba su INE por lo que fue calificado como migrante.  

El sujeto fue trasladado a la Estación Migratoria que se encuentra en el Cuartel Estatal de la Guardia Nacional en Tuxtla Gutiérrez, lugar en donde se pudo comunicar con sus padres, para explicarles que se encontraba retenido. Sus progenitores se desplazaron a las oficinas del INM, pero les dijeron que no era suficiente el acta de nacimiento ni su CURP, ni sus certificados de primaria o secundaria, que debería llevar su credencial del INE. 

Después acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, sin tener éxito solo les dijeron que tenían que acudir la Comisión Nacional con oficinas en San Cristóbal de Las Casas, ya que no contaban con dinero tuvieron que regresar a la comunidad de Cintalapa, lugar en donde viven a 80 kilómetros de Tuxtla para pedir dinero prestado a su familia y volver a regresar el lunes por la mañana. 

El día lunes, busco de nueva cuenta su libertad, pero fue tratado de manera prepotente por agentes del INM. Luego de denuncias por parte de los medios locales, una patrulla del INM fue por sus padres para traerlos a Tuxtla y entregarle a su hijo, el cual fue liberado el martes a la una de la mañana. Tras días de encierro, solo recibió un “Usted disculpe” y dos mil pesos por el desagravio. Su padre pidió hoy la reparación del daño a su hijo pues estuvo 53 horas detenido de forma arbitraria. 

Botón volver arriba