Milpa Alta, alcaldía con mayor analfabetismo en CDMX

Las autoridades educativas de la Ciudad de México tienen como reto aumentar la permanencia en el nivel medio superior y atender a la población indígena, coincidieron el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la Comisión de Derechos Humanos capitalina.
La falta de directrices para mejorar la atención educativa de niñas, niños y adolescentes indígenas, consideraron, limita la atención a estudiantes identificados en riesgo por la autoridad escolar.
Estos son resultados del Estudio sobre la situación que guarda la educación y la evaluación educativa en Ciudad de México, que se dio a conocer en el marco del seminario Educación obligatoria en Ciudad de México: avances y retos.
En el análisis se expuso que en la capital del país 77 mil 768 niños, entre tres y cinco años de edad, no asisten a preescolar; y que 115 mil 573 jóvenes abandonan la educación media superior.
Además, que 74 mil 933 indígenas, de tres a 17 años de edad, viven en esta ciudad y están prácticamente desatendidos en sus derechos lingüísticos, educativos y culturales al interior de las escuelas.
En tanto, indicó que la tasa de analfabetismo en las alcaldías, de la población en general, se encuentra en intervalos de 0.7 por ciento a 2.9 por ciento, donde Milpa Alta registra la cifra más alta.
De acuerdo con el documento, la educación obligatoria en la Ciudad de México tiene, al menos, cinco desafíos: mejorar la asistencia de la población en edad de cursar la educación preescolar; equidad en el logro educativo; aumento de la permanencia en la educación media superior.
Asimismo, brindar una educativa pertinente a niñas, niños y adolescentes indígenas e innovar en la organización de los servicios educativos locales.
La consejera de la Junta de Gobierno del INEE, Sylvia Schmelkes del Valle, afirmó que frente a una nueva administración y un nuevo gobierno se deben disponer todos los esfuerzos para revisar los avances y la problemática en materia educativa.
El objetivo es asegurar el cabal cumplimiento del derecho de todas y todos a una educación de calidad, enfatizó.
Asimismo, recalcó que el diálogo entre instituciones, como INEE y la Comisión de Derechos Humanos, autoridades educativas, magisterio y la sociedad en general, en torno a los problemas de enseñanza, debe ser un ejercicio constante.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba