AMLO defiende estrategia de “abrazos no balazos”

A pesar de los recientes acontecimientos, el presidente López Obrador dijo que seguirá con la misma estrategia para tratar de revertir los efectos de la inseguridad, “aunque sea polémico”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la jornada de violencia que se registró este martes en San Cristóbal de las Casas, Chiapas y Texcaltitlán, Estado de México, pero a pesar de ello, aseguró que seguirá con la misma estrategia de “abrazos no balazos”.

De acuerdo con el mandatario, dicha estrategia busca revertir los efectos de la inseguridad, “aunque sea polémico”.

En su habitual conferencia, López Obrador aceptó que “el país estaba en proceso de descomposición y si hubiera continuado la misma política neoliberal, el país estaría ingobernable, muy difícil de vivir en el país en esas situaciones, claro no se puede de la noche a la mañana lograr mejores resultados y estamos trabajando pero tengo mucha fe de que seguiremos avanzando”.

Por ello, consideró necesario atender las causas que originan la inseguridad porque subrayó que no se puede enfrentar la violencia con la violencia.

“Ahí vamos, poco a poco enfrentamos este grave problema que se originó porque se abandonó al pueblo por completo y además se elevó a rango supremo, la corrupción”, dijo y agregó:

“Un gobierno con corrupción no sirve para nada y los ejemplos que daban, por eso tenían licencia para robar y delinquir, si lo hacían los de arriba, así como el modelo de vida a seguir”, indicó.

Luego, explicó que en el caso de San Cristóbal, Chiapas, se trata de la confrontación entre dos grupos delictivos que se están disputando el comercio que se concentra en el mercado central de la población turística del sureste mexicano.

Mientras que en el caso de Texcaltitlán, Estado de México, dijo que se trató de un enfrentamiento con policías ministeriales, quienes acudieron al lugar “para ejecutar una orden de aprehensión”.

“Y de acuerdo al informe, (los policías ministeriales), fueron agredidos, se registró un enfrentamiento y perdieron la vida personas de la delincuencia y policías”, señaló.

Además criticó a sus adversarios porque dijo que ellos sostienen una postura conservadora y prefieren combatir la violencia con más violencia.

“Es lo mismo que piensa el gobernador de Texas, Gregory Wayne Abbott y el dueño del periódico Reforma, Alejandro Junco de la Vega, y no solo ellos, mucha gente que opina que se puede enfrentar el mal con el mal, que se puede aplicar la ley del talión, el diente por diente, y el ojo por ojo”, reprochó.

Botón volver arriba