18 millones de personas padecen de estrés laboral en México: IMSS

Trastornos emocionales atormentadores pueden afectar en la conducta de las personas y repercutir en ausentismo laboral.

Trastornos emocionales como ansiedad, depresión, irritabilidad y otras emociones atormentadoras, pueden influir en la conducta de las personas y ocasionar ausentismo laboral

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señalan que México es uno de los países a nivel global que registra los mayores niveles de estrés laboral entre los empleados.

Esto significa que alrededor de 18 millones de personas padecen de estrés laboral en México, ello, con datos difundidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En este sentido, Paulo César Sánchez García, gerente de la Oficina de los Servicios Generales de Neuróticos Anónimos, refirió que los trastornos emocionales como la ansiedad, la depresión, la irritabilidad, la inseguridad, el miedo y otras emociones atormentadoras, pueden influir en la conducta de las personas y ocasionar ausentismo laboral, disminución de la productividad, incremento en los accidentes de trabajo, tensiones, conflicto entre compañeros y desintegración familiar, además de ocasionar grandes pérdidas económicas a las empresas.

Cuando ya existe una mayor severidad de la enfermedad y repercute en lo laboral o social, los especialistas diagnostican dar tratamientos farmacológicos, incluso se puede indicar la hospitalización en un psiquiátrico.

Sin embargo, existen otras instancias que brindan apoyo a personas que padecen este tipo de situación y que no es necesario llegar a la hospitalización, tal es el caso de los grupos de ayuda Neuróticos Anónimos, en los cuales se incrementó hasta en un 30% las peticiones de ayuda de la gente por motivos relacionados con deudas y la falta de empleo durante la pandemia, así lo señaló Sánchez García.

Resaltó que la depresión estuvo presente en las personas que acudieron a los grupos, ya que una buena cantidad de las personas que llegaron a Neuróticos Anónimos durante la pandemia, “fueron debido a que presentaban situaciones de estrés en el trabajo, ya sea porque había mucho temor de ser despedidos o por el recorte en sus sueldos”, precisó.

A estos grupos de ayuda, abundó, llegan casos de personas que la depresión los incapacita para trabajar al grado de no quererse parar de la cama, no quererse bañar, comer o realizar otro tipo de actividades, y en este sentido, es de suma importancia que las personas entiendan que la depresión es un asunto relevante en la salud emocional de las personas, y no significa que finjan o se haga la o el enfermo, sino que la depresión es una enfermedad real que impide que el paciente sea una persona funcional, que incluso puede llegar al extremo del suicidio, debido a que no encuentra ninguna salida a su condición”.

En este sentido, mencionó que en la última década, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha otorgado incapacidad laboral temporal o permanente a causa de algún trastorno emocional, como la depresión, lo que antes no estaba contemplado. Según datos de esta institución, la depresión en el trabajo es la principal causa de disminución de productividad, de ausencia por enfermedad, pero también de retiro anticipado.

Agregó, que para dar soporte a todas las personas que acuden a los grupos de ayuda de Neuróticos Anónimos -hay 800 grupos de ayuda en todo el país-, se cuenta con una guía de los Doce Pasos de Recuperación, que comprenden aspectos: educativos, de reflexión y de cambios, a través de los cuales se busca que las personas logren modificar sus juicios y actitudes, logrando la reincorporación a sus actividades.

Botón volver arriba