Exigen que Mario Delgado y Citlalli Hernández dejen dirigencia de Morena

Aseguran que ambos se empeñan en aferrarse a sus puestos y buscan atropellar los derechos de los militantes fundadores; incluso advierten que colocan como candidatos a ex priístas y ex panistas.

Representantes de distintas delegaciones estatales de Morena exigieron la renuncia inmediata del presidente de su partido, Mario Delgado y de la Secretaría general, Citlalli Hernández por lo que consideraron una redacción anti estatutaria a la tercer Congreso Nacional Ordinario de ese partido.

Congregados en el Club de Periodistas en la Ciudad de México y encabezados por John Ackerman, sostuvieron que Delgado y Hernández se empeñan en aferrarse a sus puestos y buscan atropellar los derechos de los militantes fundadores, acallar a la disidencia y efectuar una purga ideológica al interior del Partido “con el fin de imponer un pensamiento único al más fiel estilo de los institutos políticos del viejo régimen”.

“Es indignante atestiguar cómo la cúpula de Morena sacrifica los principios fundaciones de no mentir, no robar y no traicionar qué dieron vida al movimiento.

“Mareada en su tabique de poder, la dirigencia actual se aleja cada más de las bases y se limita a utilizar el aparato partidista para repartir cargos, pretendas y privilegios de acuerdo a sus intereses particulares”, dijo Ackerman al leer el pronunciamiento.

Explicó que la convocatoria al tercer Congreso Nacional Ordinario de Morena propone la ilegal continuidad del presidente y la secretaria general morenista y la cancelación de los derechos de los militantes fundadores y da pie a un asalto al partido por grupos corporativos y clientelares.

Exhortaron a los otros integrantes del Comité Ejecutivo Nacional a que convoquen inmediatamente a una sesión extraordinaria para rectificar los elementos más nocivos e ilegales de la Convocatoria antes de que inicie el proceso.

Además, llamaron a las bases del Partido y sus simpatizantes a conformar brigadas “caza mapaches convencionistas” en los 300 distritos electorales para inhibir, documentar, denunciar y llevar a la Justicia a quienes acarreen, compren o coaccionen el voto o manipulen los resultados de la votación al interior de Morena.

Por último, lanzaron la convocatoria para la segunda convención nacional morenita para realizarse el 21 de agosto en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, “con el fin de reunir a todas las bases del Partido a nivel nacional con el fin de rectificar el rumbo de nuestro movimiento-partido a favor de la defensa de los principios fundaciones de no mentir, no robar y no traicionar”.

Botón volver arriba