“Los abrazos ya no alcanzan para cubrir los balazos”, dicen jesuitas

Mientras cientos de feligreses e integrantes de la comunidad jesuita en México asistieron a la misa de cuerpo presentes para darle el último adiós a los sacerdotes asesinados, se pidió al presidente cambiar su estrategia de seguridad.

Los jesuitas en México hicieron un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a revisar la estrategia de seguridad porque no está logrando resultados.

Durante la misa de despedida de los sacerdotes jesuitas asesinados en Cerocahui, Javier Ávila, líder de esta comunidad en este lugar, hizo una crítica fuerte a la estrategia de seguridad federal.

“Nuestro tono es pacífico, pero alto y claro: los abrazos ya no nos alcanzan para cubrir los balazos”, dijo Ávila durante la misa.

“Respetuosamente pido, pedimos, señor presidente de la república, revise su proyecto de seguridad pública, porque no vamos bien, y esto es un clamor popular. Este evento lamentablemente no es aislado en nuestro país, un país invadido por la violencia y por la impunidad”.

El padre Ávila recordó en su intervención la condena que hizo esta semana el Papa Francisco tras el asesinato de los sacerdotes jesuitas en Chihuahua.

El lunes pasado fueron asesinados Joaquín César Mora Salazar y Javier Campos Morales quienes murieron en la comunidad de Cerocahui, Chihuahua, además de un guía turístico.

Desde entonces hay dos personas que están desaparecidas.

Por este crimen se busca a José Noriel alias “El Chueco”, por quien el Gobierno estatal ofreció una recompensa de 5 millones de pesos.

La misa se realizó al mediodía en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Chihuahua y fue encabezada por el arzobispo Constancio Miranda.

 

Botón volver arriba