Gobierno está al tope de subsidios y reduce estímulos a gasolinas y diésel

En el Diario Oficial de Federación (DOF) se anunció que el estímulo complementario a la gasolina Magna pasó de 7.018 pesos a 5.675 pesos; a la Premium, de 7.989 a 6.409 pesos; y del diésel de 7.718 a 7.149 pesos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció la disminución de las cuotas del estímulo fiscal complementario a las gasolinas para la semana del 25 de junio al primero de julio. Es la primera contracción de dicho estímulo en un mes.

En el Diario Oficial de Federación (DOF) se anunció que el estímulo complementario a la gasolina Magna pasó de 7.018 pesos a 5.675 pesos; a la Premium, de 7.989 a 6.409 pesos; y del diésel de 7.718 a 7.149 pesos.

El estímulo complementario para las gasolinas Magna y Premium bajó por primera ocasión desde la semana del 28 de mayo al 3 de junio cuando se ubicaron en 4.2546 y 4.2677 pesos por litro, respectivamente.

Esto representó una contracción semanal de 0.8264 y 0.7611 pesos, respectivamente en aquella ocasión. En el caso del diésel el estímulo fue de 2.6456 pesos por litro en comparación de 3.3969 pesos por litro de una semana previa.

Con los ajustes establecidos para esta semana, el estímulo complementario a la gasolina Magna volvió al rango de los 5 pesos, las dos semanas previas rondo niveles de 7 pesos por litro.

El estímulo complementario a la gasolina Premium está por primera vez en el rango de 6 pesos por litro. Mientras que el monto destinado al diésel permanecerá otra semana por arriba de los 7 pesos por litro.

Juvenal Lobato Díaz, catedrático de derecho fiscal en la UNAM, comentó que tal vez el gobierno esté viendo que el Paquete contra la Inflación y la Carestía (Pacic) le está dando resultados y no tienen por qué aumentar o mantener el monto de los estímulos complementarios, y por lo tanto piense disminuirlos.

“Yo supondría que el gobierno está pensando que pueden venir mejores condiciones y que por lo menos la inflación no se acelere tanto y no haya la necesidad de meter un mayor estímulo, aunque no me parece que sea lo más adecuado si pensamos que la inflación no está controlada”, comentó el catedrático.

Sin embargo, Miguel Tavares Sánchez, integrante de la comisión técnica fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, opinó que si los estímulos complementarios disminuyen podría deberse a que el gobierno ya llegó al tope máximo para subsidiar a las gasolinas.

“Parece que (los estímulos) ya están afectando a las finanzas públicas del gobierno federal (…), seguirlos subsidiando ya no sería costeable para la administración federal”, acotó Tavares Sánchez.

En los próximos días se verá un incremento en los costos a las gasolinas por la disminución de los estímulos y además repercutirá en la cadena de suministros y alimentará aún más las presiones inflacionarias.

En lo que se refiere al el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se otorgará por, otra semana consecutiva, un estímulo de 100% por lo que el consumidor no pagará este impuesto.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) prevé que los estímulos fiscales a las gasolinas se ubiquen entre 350,000 y 400,000 millones de pesos (mdp) durante todo el año. La cantidad sería tres veces superior a los 104,076 millones de pesos del año pasado.

El monto del estímulo fiscal complementario es correspondiente a la totalidad de litros de combustibles enajenados. Se podrá acreditar contra el Impuesto sobre la Renta (ISR) o el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a cargo del contribuyente, dependiendo el caso, en las declaraciones de pagos provisionales, de acuerdo con la SHCP.

Botón volver arriba