DE CADA 10 ARMAS QUE ENTRAN A MÉXICO, 8 SE ENCUENTRAN EN PODER DEL NARCO

Gobierno y corporaciones civiles estiman que 15 millones de armas circulan en el país de forma clandestina. Los estados con más adquisición de armamento ilegal son Sinaloa, Chihuahua y el Estado de México.

En México se calcula que alrededor del 80% de las 15 millones de armas ilegales que circulan se encuentran en manos de la delincuencia organizada, así como con grupos delincuenciales y cuerpos armados autodenominados autodefensas.

En el informe de seguridad presentado por la compañía privada Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), se establece que la mayoría de las armas de fuego fueron adquiridas en establecimientos mercantiles de Estados Unidos y en la frontera con México, y que son ingresadas de forma ilegal a diferentes estados de la República mexicana.

Esta situación – se expone en el informe – ha propiciado una ola de violencia en los últimos años, pese a los esfuerzos de los gobiernos estatales y federal para frenar los homicidios y asesinatos, situación que crecerá en los proximos años.

Cabe mencionar que el 90% de las lesiones arma de fuego es por no saber manipularlas y si a esto se agrega que las armas que adquirió la delincuencia organizada son de calibre mayor a los que tienen ciudadanos y policías, esto deja indefenso a cualquiera.

De hecho, la compañía señala que no se trata sólo del trasiego de armas, sino también del nivel de armas que están ingresando al país.

Incluso esta situación fue confirmada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNS), que detalla que con este tipo de artefactos se cometen 67.4% de los homicidios dolosos en el país. Por si fuera poco, el rastrear este tipo de armas es casi imposible, debido a que son alteradas por grupos del crimen organizado y ocultadas por un tiempo.

Y es que la polémica del uso de armas por ciudadanos y grupos del crimen organizado se agudizó esta semana cuando el presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, aseguró que presentará una iniciativa en el Congreso para que los civiles puedan tener acceso a armas de mayor calibre para su defensa; sin embargo, corporaciones y especialistas advirtieron que esto generará una ola de violencia sin precedentes en todo el país.

Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México y especialistas que participaron durante la Expo Seguridad en CDMX, afirmaron que ejemplo de las consecuencia de la proliferación de armas en el país fue Sonora con el ataque armado a la familia LeBaron, que causó la muerte de mujeres y niños en 2019 y en donde se encontraron rastros de la utilización de rifles AR-15 que “coincide con el número creciente de armas incautadas.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reveló que del total de los aseguramientos de los últimos 10 años, 48% correspondió a armas largas como “fusiles, carabinas, rifles y escopetas, de las cuales casi 132 mil 500 habían ingresado a México principalmente por Tamaulipas en contenedores, y 28% a armas cortas —pistolas y revólveres— con 90 mil 500 decomisos llevados a cabo, en su mayoría, en su cruce por California.

En sus registros de la dependencia además detallan que a través del “flujo hormiga” armas, piezas y municiones de uso militar se trasladan de forma clandestina principalmente por mexicanos que viven en la frontera y, en menor grado, estadounidenses y centroamericanos, quienes reciben de organizaciones criminales desde 100 dólares por un paquete de 50 balas, hasta dos mil dólares por un rifle automático.

El flujo ilícito de armas se concentra en 10 municipios que registran más de mil homicidios dolosos en promedio: Tijuana, Acapulco, Culiacán, Benito Juárez, Iztapalapa, Cajeme, Ecatepec, Tlajomulco, Zapopan y Ensenada. Además la mayoría de las armas involucradas en crímenes en México proviene de Texas, seguido por California y Arizona.

En los últimos meses el gobierno mexicano ha solicitado al de Estados Unidos mayor control en el trasiego de armas por la frontera norte de México, mismas que según la legislación estadounidense se pueden adquirir pero no exportar a otros países donde están prohibidas, como sucede en México.

¿En dónde?

Los estados con mayor incidencia en distribución de armas son Sinaloa, Chihuahua, Estado de México y la Ciudad de México.

Botón volver arriba