Prevén alza en el bolillo y el pan de dulce por la inflación

El pan tuvo auge durante la pandemia con Covid-19; sin embargo, pese al crecimiento de este sector, la inflación tiene en contra de la pared a productores y empresarios.

La industria panificadora opera en México en un mercado libre sin una regulación o precios controlados, por lo que en función del aumento de los precios de los insumos, cada negocio decide si mantiene los precios o los aumenta.

El aumento del precio de al menos 22% provocaría un incremento del costo del pan para los consumidores mexicanos del mismo porcentaje, de acuerdo con estimaciones de la la Asociación Nacional de Proveedores de la Industria Panificadora (Anpropan).

Al presentar la Feria Mexipan 2022, que se llevará a cabo el próximo mes de julio, la asociación afirmó que si los precios del pan aumentan y los salarios no suben en la misma proporción se producirá una disminución de la demanda. Confirmaron que sector pasa por una situación difícil debido al incremento en el precio de las materias primas y este año será mucho más complicado por el efecto de la guerra en Ucrania.

Y es que tras dos años de no celebrarse la Feria Mexipan por la pandemia de Covid-19, la edición de 2022 se hará del 20 al 23 de julio en el Centro Citibanamex de la Ciudad de México en un momento de fuerte incremento de los precios de las materias primas que ha provocado una fuerte subida de la inflación en el todo el mundo.

En la Feria Mexipan 2022, la más grande de México y líder en Latinoamérica, se ofrecerá una plataforma presencial y virtual de negocios con más de 200 proveedores de la industria de la panadería, repostería, chocolatería y helado.

La industria panificadora mexicana emplea a más de 160 mil trabajadores y es una de las más importantes del sector de alimentos al representar el 11% de las ventas nacionales en ese género.

Según Anpropan, el valor de mercado de esta industria es de aproximadamente 57 millones de pesos con tasas de crecimiento del 2 al 3% anual, aunque en los últimos 10 años hay una ligera tendencia de decrecimiento anualizado del 0.2%.

En México se consume una media de 33.5 kilos per cápita anuales de todo tipo de pan al ser un alimento de la canasta básica.

Botón volver arriba