Ejidatarios de Lerma son ignorados por el alcalde Miguel Ángel Ramírez

Mientras avanza el deterioro de los cuerpos de agua en Lerma, el presidente municipal sigue con una actitud de rechazo hacia la población.

El problema quizá no es nuevo; sin embargo, los ejidatarios de la comunidad de San Pedro Tultepec, perteneciente al municipio de Lerma, consideran que la actitud del presidente municipal Miguel Ángel Ramírez Ponce hacia ellos, no es la adecuada, toda vez que la comunidad enfrenta un grave problema de contaminación.

Resulta que la Laguna de Chimaliapan presenta grave deterioro, dado que hacia ese importante cuerpo de agua, fluyen aguas negras del Río Lerma, a lo que se suma que el lirio acuático esté afectando casi 300 hectáreas de la zona.

Los ejidatarios expusieron que han realizado las gestiones respectivas para que se lleven a cabo diversas obras y estudios para conocer el grado de afectación de este cuerpo de agua que abastece del líquido a los pobladores de la región, pero no han tenido respuesta.

Lo que ellos requieren es obras como canales para conducir las aguas negras al Río Lerma y evitar que lleguen a la laguna, pues además es hábitat de especies como el pato canadiense, peces como la carpa, la rana toro y especialmente el ajolote que está en peligro de extinción.

Manifestaron que a pesar de que estas obras bien pueden ser realizadas por la administración de Miguel Ángel Ramírez Ponce, éste se niega a aceptar que tiene responsabilidad y se escuda señalando que es un área federal, cuando los canales para desviar las descargas, bien los podría realizar el Ayuntamiento con la anuencia y apoyo del Gobierno del Estado de México y de la Federación.

Los quejosos reclaman atención, ya que sostienen que es tiempo de construir un cinturón de canales que capten las aguas negras de los poblados de la zona para enviarlos al Río Lerma y evitar que se siga contaminado la Laguna de Chimaliapan, la cual, de sus más de 900 hectáreas, aproximadamente 300 tienen lirio acuático.

Cabe mencionar que se ha encontrado presencia de plomo y mercurio, entre otros contaminantes, pero desconocen en qué cantidad o grado de afectación porque no cuentan con estudios técnicos, pese a que personal de instituciones como el Instituto Politécnico Nacional y Chapingo han acudido para hacer análisis, pero hasta la fecha no les han entregado los resultados.

Son muchas cosas que se requieren, además de los canales, y dentro de ello está el desazolve y saneamiento del canal Ocoyoacac para dar fluidez al agua y evitar desbordamientos.

Pero, en el fondo, el problema tiene nombre y apellidos: Miguel Ángel Ramírez Ponce, un personaje al cual el poder ha mareado y lo ha desubicado, por lo que no alcanza a entender que los habitantes pueden tener serios problemas de salud por su incompetencia.

Botón volver arriba