En Michoacán, golpean brutalmente al sacerdote Mateo Calvillo 

El sacerdote fue golpeado mientras viajaba en su automóvil en el municipio de Queréndaro

La violencia no para en México, en esta ocasión el sacerdote Mateo Calvillo Paz, de la arquidiócesis de Morelia, Michoacán, fue fuerte golpeado el pasado 3 de julio mientras viajaba en su automóvil en el municipio de Queréndaro. 

Mediante un comunicado, el clérigo, explicó que se trató de un ataque profesional, pues presuntos sicarios le bloquearon el paso y un sujeto armado se dirigió hasta su vehículo para agredirlo a golpes. 

El sacerdote detalló que su agresor era un sujeto de estatura alta, moreno, con entradas en el pelo; el cual “tenía en los puños un arma, se dirigió a mí, abrió la portezuela de mi auto, me destrozó la cara, dejándola con hemorragias terribles”. 

Calvillo Paz, comentó Fue un ataque profesional, me bloquearon el carro, me agredieron a golpes. El agresor debió ser un sicario, aunque no me presentó su credencial. Un psicópata, era muy alto y fuerte, moreno, con entradas en el pelo, tenía en los puños un arma. Se dirigió a mí, abrió la portezuela de mi auto, me destrozó la cara, dejándola con hemorragias terribles”. 

El atacante, responsabilizó al padre de haber atropellado a un perro, sin embargo, para Mateo Calvillo Paz, la acusación era un pretexto para cometer el ataque que, en tres minutos, prácticamente le destrozó el rostro. 

El cura michoacano sufrió fractura de nariz y diversos golpes en cara y cuerpo, posteriormente fue trasladado a un hospital de Queréndaro, pero debido a que las hemorragias no cesaban, fue llevado a otro hospital de Morelia, donde fue estabilizado. 

Botón volver arriba