Japón: un país estricto en el uso y control de armas de fuego

En el marco mundial del Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego, Japón es uno de los países que implementa leyes estrictas en contra de hacer uso de estas armas. Las únicas armas que están permitidas, son las escopetas y los rifles de aire comprimido. En caso de las pistolas, estás son prohibidas, pero en caso de poder obtener una, es un proceso bastante tardado.

Algunos de los lineamientos que deberán seguir aquellos que quieran obtener un arma de fuego, son: asistir a una clase, aprobar una prueba escrita, aprobar una prueba de fuego de tiro de campo con precisión de por lo menos el 95%, realizar una prueba mental, realizar una prueba de drogas y se analizaran y verificar antecedentes (incluyendo relaciones familiares y de amigos).

Antecedentes

La Agencia Nacional de Policía, reporta que en el 2021 solo una persona perdió la vida a causa de un arma de fuego, y también se registraron 10 incidentes con relación al uso de estas.

Un año antes, en 2020, de acuerdo a Small Arms Survey, hubieron 32 muertes por armas de fuego y en comparación con Estados Unidos, donde se registraron por lo menos 4 homicidios por cada 100 mil habitantes, por lo que su comparación es casi cero.

Últimamente en Japón se han registrado varios homicidios, pero en muchos de ellos no se hizo uso de un arma de fuego, sino por el uso por ejemplo de armas blancas.

En este país la violencia política es rara, recientemente el ex-primer ministro Shinzo Abe fue asesinado, donde un hombre armado le disparó en la espalda. Lo que fue sorprendió mucho a los ciudadanos, ya que el país cuenta con un estricto régimen en contra del uso de armas de fuego.

Botón volver arriba