ALLANANDO EL CAMINO

Por Helga Kauffman

Falta poco menos de un año para que se realicen las elecciones en el Estado de México, donde queda claro que la renovación del Poder Ejecutivo mexiquense es de suma importancia en la vida política del país.

Hay que atender al hecho de que la entidad mexiquense tiene el mayor número de votantes de México, con un padrón electoral de 12 millones y que, por lo tanto, puede definir – en lo que a votos de refiere – una elección presidencial.

Por ello es que Morena, el partido en el Gobierno, ha iniciado ya su proceso interno de selección de candidatos.

Y si bien el partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador no logró un acuerdo para cerrar filas por la favorita del primer mandatario, que a todas luces es Delfina Gómez Álvarez, hay quienes levantaron la mano, como la presidenta municipal de Tecámac, Mariela Gutiérrez, quien se sumó a la lista de los que pelearán por coordinar los Comités de Defensa de la cuarta transformación en el Estado de México, cargo que en automático, una vez que los tiempos electorales lo permitan, se convertirá en el candidato o candidata de ese partido.

Aquí vale la pena destacar que las mujeres de Morena en el Estado de México tendrán en esta elección total protagonismo; sin embargo, aunque son del mismo Movimiento, Delfina Gómez y Mariela Gutiérrez tienen perfiles y desempeños distintos.

Por lo que toca a Mariela Gutiérrez Escalante, se encuentra calificada como la mejor presidenta municipal de México, de acuerdo con la evaluación de Consulta Mitofsky; ha gobernado por dos ocasiones Tecámac, municipio que ha vivido un desarrollo importante en los últimos años y que es paso para llegar al nuevo aeropuerto Felipe Ángeles.

Entre los logros de la presidenta municipal están el administrar los recursos de Tecámac con mayor eficiencia y menos corrupción, tal como lo avalan los habitantes de ese municipio.

En tanto, Delfina Gómez Álvarez ha quedado marcada por varios episodios a lo largo de su carrera política, ya que cuando fungió como presidenta municipal de Texcoco, creó una red de financiamiento irregular a Morena entre 2013 y 2015, a costa de quitar 10% del salario a los trabajadores de ese Ayuntamiento, hecho que confirmó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Ya como secretaria de Educación Pública, tampoco ha podido dar buenos resultados y, peor aún, durante su administración el gasto en educación ha disminuido.

Si bien la suspensión de clases por la pandemia propició que el nivel educativo también decreciera, lo que sí pude enajenarse a Gómez Álvarez es la instrucción a los profesores para que en automático aprueben a los alumnos, lo que impedirá medir su aprovechamiento.

Pero también participarán en la contienda interna de Morena personajes como Higinio Martínez Miranda, quien es el padrino político de Delfina Gómez Álvarez, u Horacio Duarte Olivares, actual administrador de Aduanas del Gobierno federal.

Lo curioso es que los tres forman parte del llamado Grupo Texcoco.

A ellos se sumará el director del ISSSTE, Pedro Zenteno, que ha sido uno de los hombres claves del Presidente para la vacunación contra Covid-19 en el país.

Mucho se habla, mucho se dice y se dirá, y todo parece indicar que se tratará de una elección sumamente competida, si bien se apunta a que Morena se empeñe en ganar lo que consideran no la joya de la corona, sino el corazón del mítico Grupo Atlacomulco.

Y mientras Morena ya inició el camino, la oposición se encuentra sumida en un marasmo que hace pensar que no tienen mucho interés en competir para ganar.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba