EL AS BAJO LA MANGA

Por Luis Pinal Da Silva

Lo que se ve no se juzga y, todo parece indicar que Andrés Manuel López Obrador se encuentra empeñado en concluir las obras faraónicas que son su meta de vida: la refinería Olmeca y el Tren Maya.

Después de ello, busca mantener la continuidad de su grupo político en el poder y, para ello, se sirve de todo lo que está a su mano y este miércoles 2 de agosto, la Fiscalía General de la República lanzó un comunicado en el cual informa que desarrolla procedimientos de investigación en diversas carpetas por delitos federales, en contra del ex presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con la dependencia, el primer caso incluye diversas denuncias en las que se encuentra involucrada la empresa OHL, tanto en delitos de carácter electoral, como patrimoniales, por lo que en esta investigación los avances permitirán judicializaciones en los meses próximos.

También existe una carpeta de investigación por enriquecimiento ilícito, en la cual los dictámenes fiscales y patrimoniales se desahogan a través de las instituciones correspondientes y de los peritos especializados en la materia.

La dependencia destaca que conforme se vayan obteniendo resultados procesales, en los que se puedan dar las versiones públicas que la ley autorice, se informará de inmediato.

Extraña la jugada, sobre todo cuando en la conferencia de este miércoles, el propio López Obrador dijo que el no enjuiciamiento a ex presidentes fue porque la encuesta que lanzó no fue vinculante.

Pero hay que entender que la Fiscalía “autónoma”, actúa a criterio del inquilino de Palacio Nacional quien, ante el desaseo de la interna de Morena y de cara a dos elecciones muy importante como lo son el Estado de México y Coahuila, debe dar un golpe muy certero.

El mensaje, evidentemente, va hacia el territorio mexiquense, toda vez que Peña Nieto, si bien nació, en la Ciudad de México, es considerado originario del Estado de México, el cual gobernó y donde será la liza para aniquilar de una vez por todas al PRI.

El tabasqueño dice una cosa y hace otra. Ese ha sido su estilo de gobernar y entiende perfectamente que lo que más requiere en estos momentos es limpiar esa imagen de barbarie que dejaron las huestes de Mario Delgado Carrillo, no tanto para buscar limar asperezas dentro de Morena – que cada vez se ve más resquebrajado – sino para que los seguidores que tiene, incluyendo a los youtuberos, inicien una campaña de linchamiento contra aquel al que el presidente trata como Licenciado Peña.

Ese es, en estos momentos, lo que queda para un hombre que centra su labor en dos obras faraónicas.

Eso es lo que hará quien decidió adelantar su sucesión y con ello cerró prácticamente su sexenio.

Enrique Peña Nieto es el as bajo la manga de López Obrador. Pero habrá que esperar a que, si como se presume, inicia una guerra de videos que implican a la familia del tabasqueño

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba