¿ESCOLLO O VENTAJA?

Por Helga Kauffman

Delfina Gómez Álvarez será nuevamente candidata al Gobierno del Estado de México por decisión del inquilino de Palacio Nacional; los métodos utilizados por el que manda, seguidos al pie de la letra por sus esbirros, so pena de ser catalogados como traidores al movimiento, derivan en un panorama interesante en los comicios de la entidad mexiquense.

Si bien se habla de que será una batalla intensa, ya que hay quienes prevén que se van a dar con todo, máxime que se tiene en Delfina a una rival cómoda para la alianza opositora por los negativos que arrastra y que, tras la oficialización de su “triunfo’’, atascaron las redes sociales.

A Delfina Gómez no se le recuerda en su paso por la presidencia municipal de Texcoco por alguna obra emblemática que marcara su administración, sino por el robo de 10% de los salarios de los más de 500 trabajadores municipales.

En el patio de enfrente, están varias mujeres que pudieran llevar el peso de una campaña: la favorita del gobierno mexiquense, que no es otra que Alejandra del Moral Vela, y por la libre se está proyectando Ana Lilia Herrera Anzaldo y en forma muy discreta se mueve la Secretaria d ellas Mujeres, Martha Hilda González Calderón.

Por parte de Movimiento Ciudadano quien se encuentra empecinado en tratar de ser candidato, es el senador Juan Zepeda, pero sus sueños son tan peregrinos como pensar que su partido ganase por sí solo la elección.

La elección del Estado de México se ha convertido en la antesala presidencial, representa la cifra más grande de todos los estados con 16 millones de población y unos 9 millones de registro del padrón electoral.

Los priistas de Alejandro Moreno “Alito” se jugarán todo con esa elección y dependerá de los resultados que puedan revivir y encontrarse como Partido con su militancia.

Pero en la realidad hay que ver que la tan cacareada alianza se tambalea, toda vez que el PAN, por voz de Marko Cortés, ya dijo que se candidato será el diputado local y ex presidente municipal de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar.

Del PRD las pugnas internas harán que se vaya desdibujando cada vez más, ya que hay tribus que se empeñan en apoyar a quienes no tienen la menor oportunidad siquiera de competir.

Como se advierte, a pesar de los puntos negativos en la designación de Delfina Gómez Álvarez como la futura candidata, los de la oposición no parecen estar dispuestos a lograr un triunfo, ya que aunque saben que si van solos, cada quien por su lado, no tienen la mínima oportunidad de alcanzar el triunfo.

Si bien los opositores saben que sumando esfuerzos pueden lograr el triunfo en el Estado de México, algo raro pasa porque pareciera que le están apostando a perder, tratando de impulsar a petardos políticos que no significan mucho para los mexiquenses, aunque intenten llenarlos de virtudes.

Si se unen, lograrían para el 2024 un bloque fortalecido y con oxígeno puro para buscar arrebatar la Presidencia a los morenos sin importar la gran marca conocida como AMLO.

Botón volver arriba