Mariposa monarca está en peligro por pérdida de hábitat y cambio climático

Los santuarios donde descansa la mariposa migrante en Estados Unidos, Canadá y México se están perdiendo por distintas acciones del ser humano.

La migración de la mariposa monarca en América está en peligro debido a la pérdida de su hábitat y a los efectos del cambio climático, afirmó la bióloga mexicana Gabriela Jiménez de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La investigadora dijo que esta situación de riesgo se debe a que los santuarios donde descansa la mariposa migrante en Estados Unidos, Canadá y México se están perdiendo por distintas acciones del ser humano, que han provocado el calentamiento global, entre otras afectaciones.

La académica explicó que cuando hay calentamiento, los árboles se dañan y desaparecen, situación que no favorece la estancia, supervivencia y reproducción del bello insecto.

El 21 de julio pasado, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, siglas en inglés) alertó de la incorporación de la mariposa monarca a la Lista Roja de Especies Amenazadas.

Las monarcas migrantes se encuentran en la categoría de “en peligro” a sólo un paso de entrar al peligro crítico.

La especie que cada año hace un recorrido de Estados Unidos y Canadá a las montañas mexicanas, ha tenido una reducción en su población del 72 por ciento, según datos de la IUCN.

Ante este panorama, la especialista recomendó cuidar los bosques de pino en que se resguardan las mariposas, procurar no matarlas en el trayecto hacia los santuarios y cuidar su planta de alimentación que es el algodoncillo.

Esta es la única planta donde las mariposas migrantes depositan sus huevos y de ahí surgen orugas bebé que se alimentarán de hojas de algodoncillo, al crecer hasta 3.000 veces el tamaño del huevecillo original, y unos días después, como último paso de transformación, surge la mariposa monarca.

A partir de entonces, la mariposa depende de plantas con néctar para alimentarse a lo largo de su trayecto migratorio.

Jiménez comentó que por ello se deben tomar medidas urgentes para frenar el cambio climático y la emisión de dióxido de carbono (CO2).

Sostuvo que se deben aplicar acciones sencillas desde los hogares “como separar basura, desconectar aparatos eléctricos cuando no se estén utilizando, reducir el número de horas que vemos series o películas en ‘streaming’, regresar a utilizar discos duros externos y dejar de usar ‘la nube’ para almacenar datos, pues todas estas situaciones generan CO2”.

De no llevar a cabo estas medidas, la investigadora pronosticó la pérdida de frutos y semillas de consumo humano, así como graves afectaciones económicas a las personas que viven del turismo.

Este escenario traería consecuencias para el medio ambiente, para los guías de turistas, para las poblaciones que viven de mostrar a los visitantes la belleza de esta especie de alas anaranjadas en santuarios de los estados mexicanos de Michoacán y el Estado de México, según la experta.

Cada otoño, después de un largo viaje de 4.200 kilómetros, la mariposa monarca, uno de los insectos más conocidos y populares en América, llega a México para pasar el invierno.

Botón volver arriba