Lanzan llamado de auxilio en Lerma por relleno sanitario en mina

Demandan que el Ayuntamiento que encabeza Miguel Ángel Ramírez Ponce asuma sus funciones y evite un ecocidio.

Una mina que ha sido explotada en San Mateo Atarasquillo, corre el riesgo de convertirse en un relleno sanitario, con lo cual no están de acuerdo los vecinos de la zona que exigen al presidente municipal Miguel Ángel Ramírez Ponce “que se ponga las pilas” y evite que ello suceda.

De acuerdo con vecinos del lugar, la instalación del relleno sanitario se realiza sin que las autoridades municipales “muevan un dedo”.

Indicaron que les causa extrañeza que se realicen las gestiones ante las autoridades del Estado de México si la lógica indica que para efectuar cualquier trámite se debe contar con el visto bueno del ayuntamiento.

Por ello, consideran que Ramírez Ponce se encuentra detrás de todo, ya que el propietario de la mina, Vicente Barranco, ha obtenido de manera inmediata los permisos de impacto ambiental.

Señalaron que la mina Picapiedra está ubicada a escasos cien metros de la comunidad de San Mateo Atarasquillo e históricamente ha tenido problemas con los vecinos por el constante paso de vehículos pesados.

Y ahora, se quejan los vecinos, serían camiones de basura los que podrían afectar la convivencia social.

Por si ello no fuera suficiente, mencionan que la mina se ubica en un área natural protegida, un área forestal que es a su vez una zona de recarga de acuíferos, en colindancia con los pozos del Sistema Cutzamala.

Por esa razón exigen al presidente municipal que dé a conocer la razón por la cual no interviene para frenar un potencial ecocidio.

Botón volver arriba