Serie de Netflix genera debate sobre el autismo

Una serie surcoreana emitida en Netflix sobre una abogada autista con alto coeficiente intelectual ha provocado un debate en Corea del Sur, donde las personas con autismo dicen sentirse “invisibles”.

La serie, de 16 capítulos, sigue el recorrido de una abogada primeriza cuyo autismo le ayuda a encontrar soluciones brillantes a rompecabezas jurídicos, pero que al mismo tiempo, la deja en situaciones de aislamiento social.

Esta serie desencadenó un debate sobre el autismo, ya que la letrada, extremadamente inteligente, muestra también signos visibles de trastorno, como la ecolalia, que consiste en la repetición precisa de palabras o frases, a menudo fuera de contexto.

La actriz principal, Park Eun-bin, de 29 años, dudó en aceptar el papel, consciente de la influencia que podía tener la serie en la percepción de las personas autistas.

Algunas de estas familias tacharon la serie de “fantasía” y consideraron que su personaje principal no era nada creíble.

Lee Dong-ju, la madre de un niño autista, explicó a un medio local que para muchas personas con trastornos del espectro autista, alcanzar el éxito como lo hace Woo sería como “un niño que ganara una medalla olímpica en ciclismo sin haber aprendido aún a caminar”.

Aunque Me Woo es, sin duda, “un personaje de ficción creado para conseguir el máximo efecto dramático”, su historia es, en realidad, más real de lo que muchos surcoreanos creen, observa la profesora de psiquiatría Kim Eui-jung, del hospital Mokdong de la Universidad Ewha Womans.

Cerca de un tercio de las personas con trastorno del espectro autista tienen una inteligencia media o superior a la media, agrega. Además, pueden no presentar características visibles de autismo o incluso no saber que las tienen.

Botón volver arriba