España derrotó a Turquía con un gran marcador de 69-72

Una pérdida de Shane Larkin forzada por Alberto Díaz a 22 segundos del final ha resultado decisiva para que España acabara imponiéndose a Turquía por 69-72, lo que hace que el equipo de Sergio Scariolo finalice primero del Grupo A.

Ello permite a la Selección evitar en el cruce de octavos a equipos como Eslovenia, Francia o la anfitriona de la segunda fase Alemania, aunque el rival en el cruce tampoco será fácil. Saldrá del partido que disputan esta tarde Lituania y Bosnia por la última plaza en juego del Grupo B.

Tras la convincente victoria de la víspera sobre Montenegro, España ha vuelto a las andadas frente a Turquía. La selección ha jugado a tirones, aprovechando el buen trabajo en la zona de Willy Hernangómez y de todos los hombres interiores que le han dado relevo cuando los problemas de faltas le han dejado más tiempo de la cuenta en el banquillo.

Pero han regresado las desconexiones, se ha vuelto a fallar mucho en los triples (solo 5 anotados con un porcentaje del 20%) y se ha echado de menos una dirección más sólida en la recta final del encuentro, en la que ha tenido que irrumpir Alberto Díaz para dejar en anécdota un par de errores consecutivos de Lorenzo Brown.

Por suerte, la maestría defensiva de Díaz ha permitido a España llevarse el triunfo. Su presión sobre Shane Larkin en el saque de fondo ha forzado la pérdida del base del Anadolu Efes y a partir de ahí España ha amarrado el triunfo desde la línea de tiros libres. Díaz ya había provocado unos minutos antes la quinta falta de Alperen Sengun, la única baza de Turquía en la zona ante la inoperancia del azulgrana Sertac Sanli.

La sensación que deja el partido, sin embargo, es que ni España ni Turquía tienen madera para hacer algo importante en este Eurobasket. Al equipo de Scariolo le falta talento, experiencia y un líder que arrastre al resto. Turquía sí que tiene talento con sus tres NBA (Sengun, Osman y Korkmaz) y Shane Larkin pero adolece de espíritu colectivo. Los puntos llegan por rachas de inspiración individual pero Larkin parece tener la cabeza en otra parte y no se sabe muy bien a qué juega el equipo.

España, que había dominado el marcador la mayor parte del encuentro, no ha sabido rematar el trabajo y ha visto como Turquía le daba la vuelta al marcador con un parcial de salida de 9-0 en el último cuarto (59-56), apoyado en los puntos de Korkmaz y Sengun. Pero la eliminación del pívot por una falta en ataque forzada por Díaz ha hecho mucho daño a los turcos, apuntillados por la nueva acción defensiva del base a 22 segundos del final.

Botón volver arriba